Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar, porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones 2015: nosotros te avisamos, pero NO QUISISTE VERLO. Ahora ya están aquí. Mientras tanto, ABRAZAME, hasta que vuelva CRISTINA. ♥♥♥

domingo, 27 de julio de 2014

Otra de piratas.

El juez Thomas Griesa (el del famoso fallo a favor de los fondos buitre (vulture funds), o sea, los holdouts que litigaron contra Argentina desde un principio) parece el más malo de esta película. Sin embargo, es apenas su cara más visible, el que ahora empieza a ser criticado, observado, analizado y seguramente, culpado (como chivo, o como buitre expiatorio) cuando el tema termine de estallarle en la cara. Sin embargo, no es sólo él el protagonista. Como bien dice el periodista de economía Mariano Beristain en ¿Grietas y falencias o un acto de piratería?:
(...) el dictamen de Griesa comete un atropello mucho más grave. Con la excusa de dirimirse en la jurisdicción de Nueva York, avasalla el principio de soberanía y justicia de naciones tan diversas como la Argentina, Japón e Inglaterra, jurisdicciones en las que se emitieron parte de los bonos afectados por la determinación que tomó el magistrado. De esta manera, se afecta los derechos de propiedad de aquellos bonistas que ingresaron al proceso de reestructuración y que se encuentran imposibilitados de cobrar los pagos que realiza la Argentina y que los órganos fiduciarios como el Banco de Nueva York y Euroclear no liquidan por la orden de Griesa. Es decir, que el magistrado actúa de la misma manera que lo ha venido haciendo históricamente, discriminando entre los derechos de propiedad propios y ajenos. (...)
Sin embargo, este dictamen no puede explicarse sencillamente como la arbitrariedad propia de un (solo) juez... (...)  El dictamen de Griesa fue refrendado por la Cámara de Apelaciones de Nueva York y, de forma implícita, por la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos, que se negó a tratarlo y habilitó todo lo hecho por las dos instancias anteriores. En este caso, existe un criterio único y connivencia entre Griesa, la Cámara de Apelaciones y la Corte Suprema de Estados Unidos. 
Es decir, que desde el punto de vista político la situación actual es mucho más grave de lo que aparenta porque en realidad se trata de un acto de piratería de un país (Estados Unidos) sobre otro (Argentina) pues en el caso de que el gobierno de este último diera un mal paso en la negociación, adquiriría una deuda de tal magnitud que otorgaría derechos a los acreedores sobre activos naturales estratégicos como el yacimiento de Vaca Muerta. 
La complicidad de la Justicia de un país con estos depredadores especulativos no puede ser soslayada, por más que los voceros defensores de los buitres vernáculos se empeñen en querer convencernos de su supuesta independencia. Y si la Justicia actúa en connivencia con estos capitales especulativos que no se detienen ante nada ni ante nadie con tal de realizar sus depredadores negocios, aun llevándose puesto un país, es EL PAÍS (en este caso, EEUU) el que está detrás, incluyendo el poder político supuestamente independiente de la Justicia, pero que nada hace (porque no quiere o porque no puede) para detener o al menos denunciar semejante atropello.  Pero claro, qué puede sorprendernos de un país que  utiliza la guerra como negocio, que inventa enemigos para apropiarse de sus riquezas, que justifica un genocidio con la excusa de que "un país tiene derecho a defenderse" (como hace una potencia militar como Israel en la Franja de Gaza contra el pueblo palestino), y que tiene en la Gran Manzana un juez capaz de emitir un fallo insólito, extravagante, disparatado, que puede poner en jaque al mismo sistema, a Nueva York como plaza financiera y a cualquier país que en el futuro necesite reestructurar su deuda. Ahora muchos observan que es una persona "muy mayor", que no sabe en qué se metió, que no comprende el sistema de bonos que Argentina emitió para reestructurar su deuda, que necesita que le repitan siete veces las mismas cosas, que se enoja porque la Presidenta y/o el ministro de Economía tienen un discurso "incendiario", que su fallo brinda poca confianza a la plaza financiera (como editorializó un periodista del NYTimes)... ¡Cuánta hipocresía sale a flote ahora, no?! (Ver nota de Floyd Norris, del NYTimes El patas arriba de los bonos argentinos). (Y también ver Se lo notó muy confundido).

Tan disparatado es el fallo de este juez (avalado por las Cámaras de Apelaciones y por la Corte Suprema de los EEUU), que su cumplimiento se hace IMPOSIBLE. Veamos por qué:

1. La falacia del pari passu. Mientras que los bonistas han recibido el dinero correspondiente al bono reestructurado con una quita del 75%, los holdouts cobrarán al 100% de su dinero.
2.  El mandato constitucional. Un juez de Estados Unidos no puede obligar a Argentina a violar la Ley Cerrojo o a forzar a sus Cámaras de Diputados y Senadores de la Nación para que cambien la legislación.
 3. Litigios en cascada. La cláusula RUFO (Right Upon Future Offers) obliga, antes de 2015, a hacer extensiva a los bonistas que aceptaron el canje de deuda (2005 y 2010), (los holdsin), cualquier oferta mejor realizada a los holdouts. Por lo tanto, el dinero que habría que pagarles a los buitres (U$S 1650 millones, según ellos reclaman), se convertiría en una catarata de denuncias que haría imposible el pago.
4. La desigualdad soberana. Al obstaculizar el pago a los acreedores, se constituye una violación de la prohibición de la coerción a otros estados en virtud de la igualdad soberana. Por eso el Ministerio de Economía advirtió "respecto de las consecuencias de sus actos a los Estados Unidos por la responsabilidad internacional que le cabe", y amenazó con "eventuales acciones judiciales que nos permitan hacer valer legítimamente nuestros derechos como miembros de la comunidad internacional".
5. Legislaciones extranjeras. Argentina en los canjes 2005 y 2010 ha emitido bonos bajo ley argentina, de Nueva York, de Londres y ley japonesa. Griesa sólo tiene soberanía plena en los bonos emitidos bajo legislación estadounidense. Sin embargo, el fallo aplica hoy para bonos en ley inglesa y japonesa, mientras que se encontraría exceptuada la argentina.
6. Es ilegal en otras jurisdicciones. Una moción presentada por la Euroclear (la Caja de Valores de Bélgica) explicitó un nuevo dilema. Debido a su procedencia, la institución debe regirse bajo ley belga.
7. Los bonos no se pueden diferenciar. Un reciente texto publicado por el Citibank argumenta que los bonos bajo ley argentina del canje son indistinguibles de otros títulos, dado que todos habían sido emitidos bajo el mismo decreto y por lo tanto tenían el mismo número de emisión.
8. Imposibilidad del pari passu. Como consecuencia de lo anteriormente señalado, Griesa sólo podría bloquear a un pequeño grupo de bonos bajo legislación de Nueva York pagaderos en instituciones norteamericanas en caso de que no haya bonos fuera del canje emitidos bajo el mismo decreto. Por lo tanto, no puede asegurarles a los buitres que se ejerza su interpretación del pari passu. Es decir, la Argentina podría seguir pagando en las sedes ajenas a Nueva York al mismo tiempo que no se les paga a los holdouts. 
9.  Viola derechos de los acreedores. Los fondos técnicamente pertenecen a los bonistas. Pero, al estar bloqueados por orden de Griesa, según el comunicado de Economía del 26 de junio, esta acción tendría como consecuencia "una apropiación indebida de fondos de terceros, desbaratamiento de derechos otorgados, e incumplimiento de su responsabilidad contractual".
10.  El Discovery también afecta la soberanía. Existe una causa paralela respecto del pari passu, pero que tiene implicancias en el litigio, llamada "Discovery Worldwide": las instituciones financieras internacionales deben revelarle a los buitres el paradero de los activos comerciales argentinos para poder embargarlos. Esto invade no sólo la soberanía nacional de Argentina al revelar información confidencial, sino la de los terceros países a los que las entidades financieras pertenecen.

(Ver nota completa del periodista Genaro Grasso en Tiempo Argentino: Las 10 impugnaciones que hacen inviable el fallo de Griesa.)
Mientras tanto, la ATFA (Fuerza de Tareas de los fondos buitres contra Argentina) continúa con sus amenazas pronosticando desastres, metiéndose en la política argentina, sobornando a sus lobbistas (periodistas de medios hegemónicos, y consultores economistas), publicando solicitadas incendiarias y mentirosas, difamando al gobierno argentino, con tal de forzar una decisión que favorezca sus usurarios intereses, cumpliendo un fallo que obligaría al país a suicidarse, si no acata antes del "fatídico" 30 de julio.
Para llevar un poco de claridad y tranquilidad sobre el tema, dejo los audios de dos especialistas:

El abogado Sebastián Soler sobre el fallo de Griesa

________________________________________________________
Related Posts with Thumbnails