Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #UnidadCiudadana #CristinaSenadora. ♥♥♥

jueves, 11 de noviembre de 2010

El fantasma de... la INFLACIÓN...!

El renovado monstruo que acecha a los argentinos es una entidad incontrolable, disfrazada y ocultada por el "polémico" secretario de Comercio, Guillermo Moreno que patotea en el INDEC, y cuyo último responsable es el insensible gobierno de la Sra. Presidente, Cristina Fernández de Kirchner...
¿O no? ¿O no es tan así?
Con relación al tan vapuleado y menospreciado INDEC y tanto como para despertar la curiosidad hacia una información más completa, veamos el siguiente párrafo:


¿Por qué se interviene el Instituto?
El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, comenzó a detectar a mediados de 2006 graves distorsiones y falta de transparencia en la metodología con que se calculaba el IPC y en la forma en que una “corporación de características delictivas” [2] venía manejando internamente al INDEC desde 1985.
La corporación que manejaba al INDEC, integrada por Luis Beccaria, Juan Carlos del Bello, Víctor Beker, Jacob Ryten, Heber Camelo, Norma Pizarro, Graciela Bevacqua, Cinthya Pok, y muchos otros funcionarios deshonestos con netas características de delincuentes [2], había creado y sostenía un sistema de IPC que intencionalmente practicaba exclusión social en contra de los sectores más pobres de la sociedad y en contra de la clase media, favoreciendo los consumos exclusivos del 20 y del 10 por ciento más rico de la población. El ardid que venían utilizando estos delincuentes estadísticos se basaba en una distorsión conocida como “sesgo plutocrático”.


Interesante, no? Como para saber más detalladamente de qué se trata, recomiendo la lectura completa del artículo en este enlace:http://algunosprecios.blogspot.com/2010/11/crisis-en-el-indec.html
Es indudable que, si los precios aumentan (y aumentan, doy fe), afecta principalmente a quienes consumen, más que nada, alimentos, es decir, los sectores más bajos de la sociedad. Sin embargo, y tal vez por una errónea política comunicacional, no se está suficiente y claramente informado acerca de por qué existe INFLACIÓN, y qué importancia tiene el que exista, para la salud económica de nuestro país.

No siendo en lo absoluto una especialista en economía, (sino una simple ama de casa) pude comprender algunas cuestiones que se relacionan con las razones por las cuales existe la inflación.
Para empezar, una de las principales políticas económicas implementadas por este gobierno desde el 2003 en adelante fue la de estimular el mercado interno (o sea, que ud., yo y todos los que contamos con algún ingreso podamos comprar, consumir, gastar, en diferentes rubros de los que ofrece el mercado: alimentos, ropa, bebida, educación, pero también automóviles, turismo, entretenimiento, etc. y las cifras que cada 2 x 3 muestran los indicadores, es que el consumo en todos esos rubros no ha dejado de crecer desde el 2003. Pero también aumentan los sueldos y las jubilaciones, y las paritarias en las que se discuten estos  aumentos para los trabajadores agremiados, funcionan de manera normal, según las necesidades de cada gremio, y sin grandes conflictos con la economía. Y las jubilaciones aumentan 2 veces al año de acuerdo a una ley (que nunca antes hubo). También es cierto que la cantidad de trabajadores que ahora están dentro del sistema, también ha aumentado, y estos trabajadores consumen, y mucho. Uno de los resultados de estas políticas es una economía "en crecimiento", en la que todo crece: crecen los salarios y crecen los precios.
Sin embargo, pareciera que la cultura de muchos formadores de precios acostumbrados a "cubrirse por las dudas" formando el famoso "colchón", hace que muchos de ellos generen una suba en los precios que tiene que ver más con una supuesta expectativa de inflación que con un aumento real de los costos, lo que a su vez eleva los precios. En algunos rubros estos aumentos podrían justificarse: una inundación que malogró cultivos, o la escasez de lluvias, son imponderables naturales que, en determinadas estaciones del año, pueden afectar la oferta de determinados productos. Pero en otros casos, no es tan sencillo encontrar justificativos.
Contradiciendo a algunos medios que pretenden mostrar a la inflación como un "flagelo" de estos tiempos (olvidándose curiosamente de épocas terribles de hiperinflación, escasez de productos, escasez de dinero, trueques, ausencia de moneda y corralitos), cuando a muchas personas se les preguntó (a través de una encuesta) si les preocupaba la inflación, respondieron que, si bien la inflación (o la suba de algunos precios) existía, ello no les impedía consumir y gastar incluso más que en otras épocas, y que a pesar de la inflación, tenían confianza en el futuro económico.(*) Para muestra indiscutible, sirva la cantidad de ofertas de ventas de electrodomésticos en 50 cuotas (en especial, televisores), que florecieron durante el mundial de fútbol, y que aún continúan. Quiere decir que mucha gente confía en que, al menos durante 4 años, estará en condiciones de abonar las cuotas de dichos productos. Este optimismo en el futuro rumbo de la economía se contradice con la supuesta zozobra que genera la inflación.  Es muy curioso cómo algunos medios (como Clarín), atribuían el aumento en las ventas en determinadas ocasiones, a las festividades y a la inflación, pero nunca a una mejora económica de los consumidores. Otro comentario delirante estuvo a cargo del inefable Chiche Gelblung, diciendo que la situación económica era tan mala que la gente, por rebeldía, consumía...¡Muy curioso! También es bueno tener presente de qué manera algunos medios tratan la información que proviene del INDEC, comparándola con la que generan los "privados". Éstos privados eran, en realidad, una consultora, Buenos Aires City, cuyo representante principal es el incalificable Nicolás Salvatore.
Respecto de este "señor", podemos citar el siguiente párrafo de otro interesante artículo:


Hace poco alguien descubrió que uno de los titulares de Buenos Aires City, Nicolás Salvatore –el otro es Graciela Bevacqua, directora del INDEC hasta el momento de su intervención- , había publicado en su Facebook lo que sigue:
“Este gobierno termina con el mundial, es motivo de celebración. La inflación es un fuego santo, purificador, que incendiará a todo el kirchnerismo en la hoguera. Brindo por Phi (inflación esperada) esperado!! Y no sólo brindo, me voy a encargar, como todos los meses, de que Phi esperado sea alto, muy alto, recontra alto, como diría el finado Guido Di Tella”.
La jugosísima nota completa, en éste enlace:
A pesar de todas las recomendaciones de los miembros del establishment, nostálgicos de los 90, de los sueldos congelados, de las reducciones de salarios, y de algunas otras lindezas ya mencionadas, este gobierno apostó a estimular el mercado interno, aún con inflación. Y parece que, a pesar de los agitadores de fantasmas, tan mal no nos va.

Las empresas generan inflación
Cargado por mperverso. - Mira las noticias más recientes en video.


En este video del programa "El Destape", que conducen los periodistas Roberto Navarro, Pedro Brieger y Mario Wainfeld, se explica claramente cómo algunas grandes empresas contribuyen a generar inflación. A pesar de que el programa y la editorial son del año 2008, el tema está plenamente vigente, y resulta muy útil para entender algo del mecanismo inflacionario y de los que contribuyen a generarlo.
__________________________________________

2 comentarios:

Roberto dijo...

Hace unos cuantos años trabajé en una gran empresa
en la oficina de costos, los mandábamos a gerencia
o presidencia y salían con un 400% arriba, en la
actualidad hablo por teléfono con algún compañero
que sigue en la empresa y me dice que es lo mismo.
Pero fijate que no termina ahí, por cada aumento
de salario se incrementaba el producto no sobre
el costo, si sobre la venta o sea que se seguia
sumando tanto que no tenian ni idea de lo que
ganaban, por cada auto, casa en Punta del Este,
y viajes a Europa de los mandamás, apenas si
invertían en maquinarias para mejorar la producción. también estan los que crean inflación mintiendo, como no se nada de economía
Bonelli, días atras en tn comparaba los precios
de Argentina con España y EEUU.,era una mentira
tan grande por ejemplo decía que el aceite de
un litro costaba $ 14,50, cuando en realidad
sale$ 6,80 el de girasol de primera marca e litro y medio, y
así el resto, no podemos negar los aumentos
que hay, pero la verdadera inflación la hacen
los empresarios ni siquiera los comerciantes
que necesitan vender y se ajustan todo lo que
pueden me refiero al rubro alimentos.
Guillermo Moreno por supuesto va a defender al
gobierno, mientras que el Turro de Salvatore
daría la vida al maligno con tal de que todo
subiese por las nubes, ya lo había dicho que
sería muy feliz si la inflación trepara y el
se encargaría de hacerlo, lo que se dice un
verdadero resentido.

Saludos.

Greta dijo...

Impresionante lo que contás Roberto. Qué manga de turros, y por supuesto, los alcahuetes de Magnetto repiten el discursito mentiroso según su libreto.
Y el resto del mundo...¡que se joda!
Gracias Roberto, mi siempre fiel lector.

Related Posts with Thumbnails