Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar, porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones 2015: nosotros te avisamos, pero NO QUISISTE VERLO. Ahora ya están aquí. Mientras tanto, ABRAZAME, hasta que vuelva CRISTINA. ♥♥♥

lunes, 8 de noviembre de 2010

La SIP: ¿libertad de prensa o libertad de empresa?

¿Puede haber todavía algún lector desprevenido, inocente o peor aún, convencido, que crea lo que esta tapa de Clarín anuncia?


¿A qué llama Clarín "política oficial"? ¿A la pretensión de aplicar la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual aprobada mayoritariamte por ambas cámaras del Congreso, que Clarín se empeña afanosamente en no cumplir, consiguiendo medidas cautelares que lo protegen ante su ilegalidad?
¿Quiénes son "los medios"? ¿Todos los medios gráficos, televisivos, tecnológicos, etc.? ¿O solamente los del grupo Clarín? ¿Serán los diarios Clarín y La Nación, que manejan a discreción la producción, venta y distribución de papel para diarios, haciendo que los diarios más chicos deban importar el papel pagándolo a un precio mayor, y negándose al control estatal, a pesar de que el Estado es parte en la empresa que fabrica el papel para prensa?¿O incluirá en el paquete a TODOS los diarios, también los que manejan otras líneas editoriales, o pertenecen a  empresas menos poderosas que Clarín y La nación?

Si alguien pudo formularse todas estas preguntas, y tal vez algunas más, no forma parte absolutamente de esa masa informe de lectores que reciben, de manera pasiva y atónita, el mensaje predigerido que Clarín les quiere transmitir. Y si no se formuló ninguna de estas preguntas, es porque está convencido de que Clarín es la pobre víctima de la voracidad de un gobierno ciego de poder que no trepida en blandir cualquier arma con tal de hacerse de "los medios" para manejarlos a su antojo.
Ahora que Argentina (gracias a las gestiones de Néstor Kirchner) ha consolidado una relación sólida con los países vecinos de América del Sur, es interesante y a la vez curioso empezar a escuchar voces que provienen de algunos de esos países (Brasil, Venezuela, Ecuador) contando cómo las grandes corporaciones mediáticas conspiran e interfieren en la vida democrática de sus gobiernos. Cómo se inmiscuyen descaradamente en la política a través de opositores a los gobiernos elegidos democráticamente, para tratar de presionar para mantener sus privilegios, y al no conseguirlo "por las buenas", poner toda su artillería en juego a fin de lograr torcer la voluntad popular. Porque tal vez la pregunta más importante que un lector avisado debería hacerse es...¿QUIÉN o QUÉ es LA SIP???
Ya que la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa) tiene una historia oscura y un oscuro presente, como para que todavía algún desprevenido crea que ése titular de Clarín está redactado pensando en  las víctimas de la "la libertad de expresión".

La SIP es un cartel de los grandes dueños de medios de comunicación del continente, un conglomerado de empresarios mediáticos que nació en el marco de la 2ª Guerra Mundial y se moldeó al calor de la Guerra Fría, para protagonizar una historia de defensa de intereses oligopólicos, alianza con los poderes imperiales y atentados contra la soberanía de los pueblos latinoamericanos. La acción de la SIP, en ese sentido, está debidamente documentada y se ha basado en el empleo de esquemas de desestabilización que, al resultar exitosos, han sido repetidos y son repetidos todavía hoy, en toda la región latinoamericana.

(Algunos extractos del documento, cuyos detalles aparecen en el enlace).

El germen de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) hay que buscarlo en el concepto del panamericanismo. Pero no en el panamericanismo bolivariano del Congreso Anfictiónico de Panamá, sino en el panamericanismo imperial.
Bajo tal signo ideológico, fueron celebradas estas conferencias en distintos países de la región y en 1923, en la Quinta Conferencia Panamericana, en Santiago de Chile, se planteó la necesidad de organizar una reunión sobre la prensa.

Esa primera conferencia sobre la prensa se realizó finalmente en Washington, tres años después, y aun cuando los historiadores oficiales de la SIP insisten en señalar que se trataba de un congreso de periodistas, era esencialmente una reunión de empresarios. Así lo resalta el investigador Juan Gargurevich, en su libro A golpe de titular. CIA y periodismo en América Latina, cuando afirma que aquella era la primera vez que se reunían tantos propietarios de periódicos de América Latina. No está de más recordar que los temas tratados por las diferentes mesas (de la conferencia) no incluyeron los problemas de los periodistas mismos. A los norteamericanos les interesaban los dueños, no los empleados, escribe Gargurevich. Luego de esta conferencia inicial, se continúan efectuando reuniones en varios países, sin concretarse la creación de la organización, hasta que en 1943, en La Habana, tiene lugar la conferencia que funda la SIP.
En ese momento gobierna en Cuba el famoso tirano Fulgencio Batista.
-------------
Según la historia oficial de la SIP, 1950 fue el año más importante para la organización. Fue precisamente en ese año cuando se refundó la SIP y quedó conformada tal y como la conocemos ahora, sin la participación de las pocas publicaciones progresistas que inicialmente habían sido incluidas en la Sociedad. A partir de ese año, se hacen claros los objetivos que la CIA conferirá al funcionamiento de la SIP en América Latina.
-------------
El golpe CIA-SIP (en 1950, cuando se reformaron los estatutos de la SIP) generó malestar en Latinoamérica. Mientras la SIP repetía que representaba a los periodistas, cada vez se hacía más evidente el perfil de la organización, integrada por los grandes medios impresos conservadores de la región -marcadamente proestadounidenses- y guiada por intereses imperialistas y empresariales, pero no periodísticos.
-------------
En su libro Breve historia de la SIP, el periodista Gregorio Selser registra entre las voces que se alzaron contra la SIP en 1951 la del escritor y periodista venezolano Miguel Otero Silva, propietario de El Nacional de Caracas, quien reclamó que el cambio de estatutos aprobado en Nueva York violaba las normas más fundamentales de la organización, «dándole el carácter que ahora tiene: una entidad exclusivamente patronal de intercambio comercial, estrictamente controlada por los vendedores de papel, las agencias noticiosas y los buscadores de avisos que residen en Estados Unidos.
-------------
Como dice el periodista cubano Ernesto Vera, el terrorismo mediático tiene muchas manifestaciones. Aunque la mayoría de las veces se manifiesta en la acción de la SIP y sus afiliados, en no pocas ocasiones se manifiesta en la omisión. Los silencios de la SIP son igual de elocuentes, sobre todo cuando cubren sus alianzas con regímenes dictatoriales.
-------------
En el año 2005, este denunciado ex presidente de la SIP, Danilo Arbilla, cargó contra el gobierno del entonces presidente Néstor Kirchner, a quien acusó de «manejar la publicidad de manera selectiva» y «tratar con desconsideración» a los medios de comunicación. Kirchner refrescó entonces el historial de Arbilla y recordó además al subdirector del diario argentino La Nación, Claudio Escribano, su complacencia con las atrocidades cometidas en Argentina durante la dictadura militar en ese país.
-------------
Esta vinculación de los dueños de la gran prensa con los regímenes dictatoriales latinoamericanos ha sido suficientemente documentada y citada en numerosas ocasiones, para demostrar que las preocupaciones de la SIP no se dirigen a la defensa de las libertades, sino a la preservación de intereses empresariales y oligárquicos.-------------
En paralelo a su relación con gobiernos dictatoriales, la historia del cartel de la gran prensa americana registra un buen número de agresiones en contra de gobiernos constitucionalmente constituidos, en consonancia con los intereses imperialistas en la región. En este sentido, Gargurevich destaca la temprana conformación de un eje CIA, SIP y agencias de noticias, como parte de la estructura de dominación estadounidense, formando un poderoso aparato para los planes desestabilizadores en América Latina.
Quizás el caso más emblemático de acción desestabilizadora de la SIP, haya sido el de su campaña de propaganda sucia contra el gobierno de Salvador Allende en Chile, derrocado en 1973 por la combinación de fuerzas reaccionarias chilenas y la CIA, a partir de la implementación de una fuerte guerra psicológica.
-------------
El trabajo de la SIP y sus asociados en el derrocamiento del presidente guatemalteco Jacobo Arbenz, ocurrido en 1954, también ha sido develado por documentos de la CIA, desclasificados en 1999, y recogidos en el libro La CIA en Uruguay del historiador Roberto García. Las pruebas se encuentran en documentos como «CIA, Guatemala­ General Plan of Action» (Doc. Nº 135875, 12 November 1953), que establece los contenidos esenciales del plan de desinformación continental contra Arbenz; y «CIA, Hemisphere Support of PBsuccess» (Doc. Nº 913376, 16 February 1954), que detalla los apoyos hemisféricos para el plan de desinformación.
-------------

La propaganda negra continúa.

Luego de probar con éxito estos esquemas de propaganda negra contra gobiernos democráticos y populares, el eje CIA-SIP continúa aplicándolos en América Latina, siendo obvia su utilización en el caso de Cuba, Argentina, con la presidencia de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner; Bolivia, con el gobierno de Evo Morales; Ecuador, con el presidente Rafael Correa; y Venezuela, con la Revolución Bolivariana impulsada por el presidente Hugo Chávez.En el año 2005, el ex presidente de la SIP, Danilo Arbilla, denunciado por su vinculación con la dictadura uruguaya, cargó contra el gobierno del presidente Néstor Kirchner, al cual acusó de «manejar la publicidad de manera selectiva» y «tratar con desconsideración» a los medios de comunicación. La queja de Arbilla iba dirigida a la disposición del gobierno argentino de distribuir la publicidad oficial con criterio de equilibrio, entre los medios pequeños, medianos y grandes.

Contra Evo Morales, en el año 2006, la SIP señaló que en Bolivia estaba en peligro la libertad de prensa ante el propósito de apoyar la formación de una red de medios comunitarias, a pesar de que estos medios constituyen una herramienta para la democratización de las comunicaciones, a través de la gestión de las propias comunidades.

En cuanto al gobierno de Rafael Correa, el periodista ecuatoriano Alberto Maldonado ha denunciado que la SIP ubica al presidente Correa como «hostil a la prensa», sólo por sus expresiones para calificar a determinados medios y representantes de la prensa, frente a acusaciones y calificativos que estos han usado en su contra sin ninguna discreción.
Sobre Venezuela, la SIP ha vertido numerosas acusaciones a lo largo del gobierno del presidente Hugo Chávez, reiterando el modelo de propaganda negra, según el cual estaría en peligro la libertad de expresión.
-----------
(Dice el investigador venezolano Oswaldo Capriles) «El castigo sufrido por Unesco es una de las principales lecciones que pueden sacarse en cuanto a la terrible fuerza que las organizaciones de agencias y medios noticiosos occidentales, en especial estadounidenses, tienen, no solamente en cuanto a capacidad específica para influenciar opinión a través de la tergiversación de la información, sino en cuanto a la capacidad para presionar directamente los gobiernos y obtener resultados políticos de tal gravedad en la escena de los organismos del sistema internacional de las Naciones Unidas». (1996, p. 42) (ver nota completa en el enlace *). Los encargados de esta campaña fueron principalmente The New York Times, las agencias de noticias AP, UPI y AFP, y sobre todo la SIP y la AIR.
---------------

El lenguaje de la SIP. ¿Libertad de prensa o libertad de empresa?
En su lenguaje oficial, la SIP se esmera en utilizar conceptos que legitiman su comportamiento y la autoerigen en un referente a la hora de definir qué es la libertad de prensa y de decidir quién respeta esta libertad y quién no. No obstante, cuando hace esto, está incurriendo en la usurpación de un derecho colectivo de los pueblos y oculta en nombre de quiénes actúa verdaderamente esta organización patronal.
--------------
La SIP se empeña en hablar como representante de los periodistas, pero como hemos visto, se trata de una organización empresarial que sólo representa a los dueños de los medios.
--------------
En definitiva, ¿quién tiene derecho a la libertad de expresión, sino la sociedad? Es por eso que se denuncia con frecuencia la pretensión de la SIP de fusionar la libertad de prensa con la libertad de empresa, que no es más que la defensa de su capacidad de realizar negocios, tal y como lo expresa la Felap:
«Siendo esta sociedad una agrupación nucleada con base en propietarios y editores de periódicos, la libertad de prensa que dice defender no puede ser otra que la libertad de empresa que necesitan sus miembros para participar en el comercio de la prensa y utilizar la noticia con una mercancía u objeto de consumo» (2006, p. 28).
-------------
La SIP invariablemente se presenta como la defensora de la prensa independiente. Vistos los cuantiosos ejemplos de manipulación y desinformación, habría que preguntarse, ¿esa prensa es independiente de qué? Independiente de los intereses populares; dependiente de los dueños del dinero y del poder.

Poderosos, pero no todopoderosos
A pesar de este historial de alianzas imperialistas, manipulaciones y desinformación, en los últimos tiempos gobiernos progresistas, de izquierda o revolucionarios, han logrado obtener victorias en procesos electorales en América Latina, aun en contra de la voluntad y la posición de los grandes medios de prensa, lo cual representa una derrota para los poderosos de la SIP. Esto evidencia, sin duda, un crecimiento de la conciencia crítica de los pueblos, aun cuando las campañas de propaganda negra continúan haciendo daño e intentando doblar la voluntad popular de avanzar hacia la transformación de nuestras realidades.

Una idea defendida por Ernesto Vera, luego de años en el ejercicio del periodismo, es que los dueños de los medios son poderosos, pero no todopoderosos. Y su punto débil radica precisamente en que su mensaje ofende la inteligencia humana y no se identifica con la realidad de la inmensa mayoría de los destinatarios. Es por ello que aun con menos recursos, tecnológicos y financieros, es preciso insistir en la tarea de desarrollar la conciencia crítica sobre lo que significan esos medios y sobre quiénes son sus dueños, y los dueños de esos dueños.


Leer estos fragmentos y pensar en las tapas de Clarín o en los editoriales de La Nación es sentir que se está reflejando una realidad que parece pura y exclusivamente nuestra. Pero no lo es.

Recomiendo fervorosamente leer la nota completa, ya que si bien se han extraído fragmentos significativos, no deja de ser una selección arbitraria, que no muestra más que el punto de vista de quien esto escribe.
_______________________________________

2 comentarios:

Roberto dijo...

Hola Greta, es más de lo mismo tratan de
esconderse detrás de una sociedad que ellos mismos
forman parte, para que ¿incautos? lectores
clarinescos se horroricen, seguramente estarán
los que aprovechan para sacar tajada comentando
a otros incautos sobre las bondades de la SIP,
aunque la mayoría ya esta al tanto de la empresa
hacedora de golpes a gobiernos constitucionales
y multinacional mediática de ricos y conservas.

Saludos.

Greta dijo...

A esta altura, el que sigue creyendo tantas mentiras o está ciego, o es un inconsciente o es un h de p igual que Clarín.
Saludos Roberto,y gracias por tu comentario.

Related Posts with Thumbnails