Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #CristinaSenadora. ♥♥♥

lunes, 6 de septiembre de 2010

Hasta cuándo...?

Hasta cuándo, Clarín?

Hacía apenas 48 horas celebrábamos el arribo de Cristina Fernández a Twitter. La noticia se había difundido veloz como el viento, al tiempo que crecían los seguidores de la presidente. Pero no todos festejaban.
Mientras miles nos sumábamos entre sorprendidos y festivos a la muchedumbre twittera que seguía a Cristina, otros se sumaban con otros propósitos, absolutamente detestables.
Es lo que ocurrió con (cuando no) la versión online de Clarín:


 
Aquí la nota completa:

http://www.clarin.com/internet/Cristina-cuenta-Twitter-misterioso-personaje_0_328767386.htm

En el alborotado TL de Twitter, en el que me encontraba, algunos comenzaban a festejar que la presidente Cristina se había transformado en su seguidora, pero al rato, otros comenzaban a comentar que había dejado de seguirlos. Con la envidia lógica de quién no había alcanzado semejante (aunque fugaz) privilegio, me desesperé tratando de entender y averiguar QUÉ HABÍA PASADO.
Y lo que había pasado era, una vez más, la bajeza de un medio que se las había tomado con un twittero  (para ellos) desconocido, transformándolo en un "sospechoso", pegando de costado a la figura de la presidente.
Podía entenderse entonces que Cristina, a fin de poner a resguardo a sus desconocidos seguidores, hubiera decidido dejar de seguirlos.

La actitud alcahueta y vil del medio Clarín motivó furibundas reacciones entre los twitteros seguidores de Cristina, una de las cuales (Elena) publicó una encendida nota crítica, la que aparece en el enlace, publicada en su blog:

http://lenielena.blogspot.com/2010/09/la-persecusion-de-clarin-los-tweeteros.html?spref=tw

El aludido SantiagoBlue79 (cuyos datos el medio se encargó de "averiguar" a través de Google (?), solicitó al medio su derecho a réplica, y dado que el mismo le fue negado, el usuario publicó su respuesta en el blog de otra usuaria (La Pipi de Caseros):

http://lapipidecaseros.blogspot.com/2010/09/santiagoblue79-le-responde-clarin.html

Contenido del e-mail enviado a Carta de lectores, cuyo acuse recibo llegó el sábado 4 de septiembre de 2010 a las 16:52:47 firmado, de forma automática por Osvaldo Pepe, secretario de Redacción de Clarín, Editor jefe de Cartas al País y de Lectores.


Esa necesidad de desviar el eje en detrimento del profesionalismo



Sra. Directora:


Día a día todos los ciudadanos podemos observar de qué manera el Grupo Clarín manipula la información para correr el eje según su deseo editorial. Sin embargo, la cuestión se dimensiona de manera más concreta cuando uno mismo es utilizado por este medio para sus intereses espurios.


La Presidenta de la Nación abre su cuenta @CFKArgentina en Twitter pero esa no es la noticia, sino que la noticia es que entre la lista de personas a quienes sigue, aparecí yo, el anónimo @SantiagoBlue79, caracterizado como “personaje misterioso” (Clarín, 3/09/10) cuando en mi perfil muestro mi nombre, apellido y foto.


De más está decir que ha sido un honor para mí ser, por pura casualidad, seguido por Cristina Kirchner; mas es una pena que el Grupo Clarín, en su afán de correr el eje constantemente, se sumerja desesperadamente en Google para obtener información de relleno cuando tranquilamente pudo haberme enviado un tweet -como lo hizo Página 12- consultándome, algo bastante habitual cuando se pretende hacer Periodismo así, con mayúscula. Por otro lado, invitar a los followers a dar información sobre mí, resuena a práctica de picana cordial que invita a “cantar” la melodía que se pretende escuchar.


¿Quieren saber quién soy? Lamento correr el hitchockiano velo que su diario me impuso: mi biografía no tiene demasiado para contar. Tengo 30 años. Soy padre de una nena de 11 años. Efectivamente fui candidato en mi distrito por el Movimiento Lautaro. Ejerzo la docencia de la Filosofía hace un par de años. No percibo dinero del Estado más que mi sueldo docente y milito en el campo nacional y popular desde los 14 años.


Finalmente, Clarín pregunta: ¿un joven K? Y yo respondo: Sí, soy un joven que apoya el modelo de país comenzado por Néstor Kirchner y profundizado por Cristina Fernández de Kirchner. Y nos somos pocos, por más que les pese.


Asimismo aplazo a los editores a publicar la nota en su totalidad y esencia en la próxima edición, de lo contrario me veré en libertad de hacerlo en cualquier otro medio.



Santiago Pappolla




Hoy gasté $6.50 en 700 grs. de papel (PRENSA) que, según la primera página, es un medio que pretende ser “un toque de atención para la solución argentina de los problemas argentinos”.


De más está decir que esta transacción no la hice por creer en su pretensión, sino para confirmar que el derecho a réplica es algo que está vedado para el común de la gente. Sin embargo, el comentario que el editor Osvaldo Pepe (opepe@clarin.com) hace con respecto a la carta “Bárbaros, las ideas no se matan…” expresa, con pequeños cambios de roles, mi propio sentir ante la privación de mi legítimo derecho a réplica.
EL COMENTARIO

Un "apretador serial", al desnudo.

Versión de Santiago Pappolla del original de Osvaldo Pepe

De a poco, los ciudadanos, nos vamos animando. Y empezamos a denunciar privadamente la actitud de hostigamiento de quienes, aferrados a las versiones más primitivas del clarinismo, se meten en google no para investigar, sino para ejercer la "cultura del apriete", ese cierto aire de familia con los mensajes mafiosos.

Lo significativo es que a esos defensores de la libertad de prensa no les interesa la polémica pública a través de esas páginas, que dicen que siempre es bienvenida, sino la insistencia en tergiversar y provocar desde risa, hasta miedo y fatiga de ánimo en los ciudadanos críticos. Resulta llamativo que todos esos ciudadanos hayan coincidido en señalar un nombre en particular (Diario Clarín). Hay otros "mensajeros" por el estilo, pero menos insistentes. No es novedad para un militante, quien casi a diario recibe de este "polemista espontáneo" diatribas de escaso ingenio, como si fuera el delfín de una estrategia comunicacional de matriz pluralista.

Por cierto, no es original: ya hace rato opera el ejército de periodistas independientes a sueldo, estimulados desde una influyente oficina empresarial desde donde luego hubo de abrirse una senda similar en el llamado "estamos en guerra" de Magnetto, convocando a cenar a las pandillas intolerantes con lo que llaman "el discurso oficial". Ha de ser tremendo esto de no soportar la opinión ajena y encima tener que esforzarse en disfrazarla de absurda gesta épica. Es necesario aclarar que el editor del 03/09/10 a las 19:41, hasta ahora anónimo "apretador serial", podría estar usurpando el buen puesto de trabajo y honor de un periodista, dado que la nota no lleva firma. Sea quien fuere, prima facie, lo que hace no parece un delito, aunque tampoco anda por la vereda de los comportamientos dignos.

Yo, Santiago Pappolla, es la primera vez que decido utilizar el discurso clarinista como boomerang discursivo. Y no me agradezcan el coraje civil: no son tiempos para ejercer la resignación del silencio.


Como aves carroñeras que si no encuentran despojos que devorar, los inventan: así actúan estos esbirros de la corporación mediática, con tal de desmerecer la figura presidencial.

Cumpliendo el honorable mandato de Rodolfo Walsh, me tomo la libertad de multiplicar esta carta de SantiagoBlue79, no sólo porque coincido con su reclamo, sino porque con su valentía expresa la indignación que todos los que seguimos a Cristina, nuestra presidente, podemos sentir frente a la persecución rastrera de un medio que sólo sirve a sus propios y mezquinos intereses, en lugar se estar al servicio de la información.

_______________________________________________________






No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails