Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #UnidadCiudadana #CristinaSenadora. ♥♥♥

sábado, 20 de abril de 2013

¿Justicia legítima, corporativa, independiente...?

HIPOCRESÍAS, CONTRADICCIONES, INCOHERENCIAS y DOBLES DISCURSOS:

Ayer fue la 3ª marcha opositora al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner identificada como 18A (18 de Abril). Las palabras del comienzo son compartidas, en todo o en parte, por cada uno de los 3 sectores participantes: los caceroleros, los políticos opositores, los medios hegemónicos. Claro que el nivel de importancia e influencia varía, ya se trate de la cadena esmerilante de medios hegemónicos, de los políticos con cada vez menos repercusión y los caceroleros que, con un grado inédito de desinformación, falta de memoria y algo nivel de egoísmo, parecen ser los destinatarios de la elaboración de consignas que confluyen en el discurso dominante de las marchas.
Respecto de los medios, es sencillo rastrear a lo largo de todos estos años el rol que les cupo en la elaboración de un discurso agresivo y esmerilante del poder del gobierno, ya sea manipulando, desinformando, inventando campañas de desprestigio, atacando en forma desembozada, tanto de manera directa a la Presidenta como a cualquiera de sus ministros y funcionarios, desde los más altos (campaña Ciccone-Boudou, por ejemplo) hasta los de base (como el diputado Larroque de La Cámpora) pasando por los militantes organizados a los que han venido demonizando de manera creciente hasta culminar en el lamentable episodio del ataque de una patota sindical en La Plata (la del Pata Medina de la UOCRA) a militantes que trabajaban ayudando a los damnificados por las inundaciones, y que se cuidaron muy bien de disfrazar de "peleas entre grupos por la entrega de donaciones", aumentando el descontento incluso de muchos de los mismos damnificados, y sin tomar en cuenta el daño a los perjudicados que las campañas producían. O agrandando los errores de gestión, y cuando se implementan políticas para corregirlos, atacando a las mismas porque éstas perjudican sus intereses, como fue el caso de los acuerdos de precios para bajar la inflación, cuando se victimizaron por la pérdida de publicidades que tanto los perjudicaron, sin importarles de qué manera las mismas contribuían a alimentar los precios de los productos, y a la inflación que tanto les preocupaban y con la cual machacaban. 
Pero ese tipo de incoherencias y de hipocresías difícilmente son percibidas por los asistentes a la marcha, tan hábiles son estos mismos medios en ocultarlas o disfrazarlas, para un público lector que, encerrado en su odio, sólo se queda con esos discursos elaborados que pintan un gobierno ineficaz, y cuando la ineficacia es superada por una buena política, ahí resucita la corrupción, y cuando la corrupción es desarmada por la endeblez de las supuestas pruebas, ahí está disponible el autoritarismo, la dictadura, el discurso único, la falta de diálogo, el "vamos por todo" y el embate contra la "libertad de expresión" o....contra la Justicia.

Ésta fue la consigna dominante de esta última marcha, alimentada por un fallo vergonzozo (aunque esperado) de la Cámara en lo Civil y Comercial de los jueces amigos de Clarín, a favor de todo lo que el Grupo necesita, por un curioso paro del gremio de los judiciales (liderados por un devenido acérrimo opositor Julio Piumato) con una inexplicable oposición a la Reforma Judicial que antes reclamaban (1 año atrás, digamos) y como dudaban de la adhesión de los propios afiliados, cortaron la luz para impedir trabajar. Algo parecido a lo que el opositor gremio de Micheli (la CTA opositora) hizo en el último paro "general" cortando puentes y cruces para que la gente que no adhería, no pudiera ir a trabajar. O el bloqueo que el otro gremialista opositor, Julio Moyano, realizó a la distribución de productos para supermercados, justo justo cuando empezó a regir el acuerdo de precios para combatir la inflación, pretendiendo generar desabastecimiento. Curiosos paros realizados a uno de los gobiernos que más hizo y hace por aumentar y mantener el empleo, para alimentar el mercado interno, mejorar el nivel adquisitivo y hacer crecer la industria, mientras en el primer mundo fracasan las medidas neoliberales dictadas por el FMI, que antes hicieron estragos por estos pagos. ¡Qué memoria flojita, no?! O qué traición al mismo movimiento obrero al cual dicen representar...

Y bien, ese líder opositor Hugo Moyano se sumó a la protesta de los judiciales, y dijo que "tal vez" iría a la marcha del 18A... Pero también convocó a la misma el procesado intendente de la C.A.B.A. Mauricio Macri, aunque después no asistió...Otros asistentes de la curiosa mezcla que se dio cita en la marcha cacerolera fueron el Momo Venegas (a quien jamás se lo vio defender a los miles que todavía sufren trabajo esclavo), Cecilida Pando (que defiende a los militares procesados por crímenes de lesa humanidad), Gustavo Vera (que dirige la Cooperativa La Alameda) junto con dirigentes del PRO (como Sergio Bergman) cuyo presidente, Mauricio Macri, es el esposo de uno de los acusados por esta cooperativa de esclavistas y tratantes, la empresa Awada, de su mujer, Juliana Awada (Ver Marcas de ropa DENUNCIADAS). Y por supuesto, todos los líderes y no tanto de los partidos
opositores, cuyo principal lema fue la DEFENSA DE LA JUSTICIA...
Líderes y adherentes de partidos políticos opositores frente al Palacio de Tribunales.

Ahí se los ve en la foto a todos juntos, con el inocuo y genérico cartel a favor de la "JUSTICIA" frente al palacio de Tribunales, unos días antes de la marcha. Es interesante que casi no hubo gente del común que los acompañara, y más curioso todavía que, si el motivo del acto fue la "defensa de la Justicia" supuestamente amenazada, todos esos políticos no estuvieran en el Congresos (lugar donde se estaban tratando los proyectos enviados por el Ejecutivo para reformarla) para participar del debate y aportar sus ideas, lo cual hubiera sido realmente enriquecedor y, sobre todo, democrático. Prefirieron quejarse "desde afuera" en lugar de estar en el lugar para el que fueron votados.
Pero lo más curioso de todo es la incoherencia, la hipocresía, o las contradicciones de muchos de estos participantes que dicen defender la Justicia. 

Mauricio Macri, por ejemplo, es uno de los principales impulsores del control de las cautelares en su propio distrito, (uno de los temas que incluye la Reforma del Ejecutivo), pero a nivel nacional, ataca ese misme control por consideralo "abusivo" (Ver nota ACÁ). También se opuso en su momento al Voto Joven (a los 16) impulsado por el Ejecutivo a nivel nacional por considerarlo oportunista y electoralista. Y ahora, como le resulta conveniente a su propio calendario electoral, ese proyecto es votado en CABA (Ver nota AQUÍ).
La UCR, también opositora a los proyectos de Reforma del Poder Judicial, convoca a través de la recolección de firmas por una "Justicia Independiente" (ver afiche), sin sumarse tampoco con esas "ideas" al debate en el Congreso de la Nación, lugar en el cual se estaba trabajando, con la excusa que no se iba a poder cambiar "ni una coma" a los proyectos (cosa desmentida por la realidad Ver nota sobre la intervención del CELS) pero revelando, en realidad, una falta absoluta de ideas propias que aportaran realmente al debate, o una sumisión total a la defensa de los poderes corporativos, tanto del Poder Judicial como de los poderes económicos y mediáticos, con lo cual contradicen de manera flagrante su pedido de una JUSTICIA INDEPENDIENTE.

Las contradicciones y las incoherencias también estaban en los concurrentes, muchos de los cuales llenos de odio blandían consignas antidemocráticas, magnicidas incluso, intolerantes, aludían a la dictadura que este gobierno según ellos representa, a la corrupción, al lavado de dinero (temita agitado por un escandaloso periodista del Grupo Clarín que a pesar de las endebles pruebas presentadas, logró instalar el tema en la opinión pública, aunque luego se quejó que el tema fuera "farandulizado"...), pero estos mismos caceroleros son incapaces de sostener con argumentos válidos sus consignas. Por eso se entiende el enojo de muchos de ellos que, furiosos, arremeten contra los periodistas que se atreven a ponerles un micrófono. Es curioso que, esa Justicia a la que estos mismos caceroleros dicen defender, NO HAGA NADA contra las agresiones a periodistas que les dan micrófono y cámara para que se expresen, la misma libertad de expresión que estos manifestantes también defienden al defender al Grupo Clarín...

Y hablando de Justicia...ya lo dijo la misma Presidenta en su última intervención pública (antes de partir hacia la reunión de UNASUR y a la dolida hermana Venezuela), respecto de la Reforma Judicial impulsada por el Ejecutivo pero reclamada por mucha gente (de la misma justicia, incluso) y desde hace mucho tiempo:
Hacía alusión al fallo de la Cámara descaradamente a favor del Grupo Clarín:

_El caso del Grupo Clarín es el más notorio, tal vez la punta del iceberg, pero no es el único. La necesidad de la Democratización de la Justicia viene de mucho antes, recordemos el vergonzozo fallo en el caso Marita Verón (Ver post de este blog ACÁ), y tantos casos de jueces de la Dictadura que todavía están actuando, etc. (palabras más o menos).

Y lo cierto es que, la Democratización de la Justicia es un reclamo que viene de lejos, pero que hizo eclosión a fines del año pasado con una serie de hechos bochornosos que, todavía hoy, continúan arrastrando efectos, como el fallo dictado a favor del Grupo Clarín que impide la vigencia plena de la LSCA, por un grupo de jueces cuestionados y acusados de recibir sobornos (prebendas) de parte del mismo Grupo, y no haberse excusado como correspondía. A ése tipo de jueces defienden gente como la Diputada Elisa Carrió, y quienes enarbolan la consigna de una Justicia Independiente, donde la independencia es de un Poder Ejecutivo que no logra poner en vigencia una ley luego de más de 3 años, mientras la dependencia de los poderes corporativos (judiciales, económicos, mediáticos) sigue en plena vigencia y actuando con total impunidad.

Pero la "familia" judicial (contra la que se opone uno de los proyectos de Reforma) no se trata sólo de un grupo de gente que se instaló en un Poder del Estado y que se quiere mucho. Es un entramado de relaciones que sirve a los fines de autoprotección del mismo sistema y que, desde hace mucho tiempo, viene cobijando a jueces, fiscales y funcionarios judiciales que fueron cómplices o partícipes en la guerra sucia implementada por las FFAA. Y que no se terminó con el Juicio a las Juntas ni con la instauración de la Democracia en 1983, sino que extiende sus sombríos tentáculos hasta el día de hoy.
Cuenta la periodista especializada en temas judiciales Irina Hauser en su nota de Página 12/3/2013: Los cómplices de la familia judicial

"Un revuelo repentino quebró la calma en la Cámara de Casación Penal la semana pasada. “En cuanto Bergoglio le dé la orden a Cristina, ¡esto se termina!”, gritaba por los pasillos un hombre entrado en años. Era Ricardo Lona, un ex juez federal de Salta, quien podía vislumbrar que el alto tribunal penal estaba a punto de correr el manto de impunidad que lo amparó durante años." Este ex juez federal de Salta está acusado de "haber cooperado con el aparato represivo de la última dictadura, archivando en forma sistemática las denuncias sobre secuestros, torturas y desapariciones que recibía." Hasta ahora venía siendo sostenido por "una sólida red de ayuda de la corporación judicial". (...) "Esa red aún ampara a muchos otros jueces cuestionados por razones similares". 
(...) "Hoy existen decenas de acusaciones contra jueces, secretarios, defensores y fiscales  por variadas formas de participación en el terrorismo de Estado, que incluyen desde haber cerrado automáticamente toda denuncia sobre secuestros, tormentos y asesinatos, o haber presenciado sesiones de tortura y hasta están los que fueron agentes de inteligencia. Junto con todas esas revelaciones también han quedado en evidencia los mecanismos del Poder Judicial para protegerse a sí mismo ante imputaciones que implican delitos tan graves, que no prescriben. Los jueces que van a juicio por ahora son la excepción. Más aún: están los que siguen ocupando juzgados. Basta repasar las noticias recientes para corroborarlo."
Algunos de la familia que ayudaron a zafar al ex juez Lona son: el es juez supremo Augusto Beluscio, el ex camarista del Juicio a las Juntas Andrés D´Alessio, el actual cortesano Enrique Petracchi, y Enrique Paixao, quien asumió su defensa a la muerte de D´Alessio. En su provincia llegaron a excusarse "por amistad o afinidad con él" 67 funcionarios judiciales, entre jueces, abogados y secretarios que iban siendo designados sucesivamente como subrogantes. Los que finalmente aceptaron la causa lo acusaron de prevaricato y encubrimiento (delitos comunes) que prescribían. Pero todo eso se dio vuelta, y el fiscal de Casación Javier de Luca, revocó el sobreseímiento y ahora va a ser juzgado. Por eso su apelación desesperada a la intervención del Papa Francisco...(?)

Pero hay otras perlitas de esta enredada madeja familiar-judicial: 
- El actual Presidente de la Cámara Federal de Córdoba: Luis Rueda, mencionado en varias causas junto con..
-el ex juez Gustavo Becerra Ferrer, quienes amenazaban a las víctimas (Juicio por los crímenes de La Perla, en Córdoba) actuando en coordinación con la patota de Menéndez.
- La causa "de los magistrados de Córdoba": el ex juez Miguel Ángel Puga, secretario  Carlos Otero Álvarez, los ex defensores Luis Eduardo Molina y Ricardo Haro y el ex procurador Antonio Sebastián Cornejo. 
TODOS los fiscales sorteados y la mayoría de los jueces SE EXCUSARON por AMISTAD CON LOS IMPUTADOS. ¡Hermoso ejemplo de AMOR FAMILIAR...! Recién en 2011, la causa fue tomada por los fiscales Carlos Gonella y Carlos Trotta, quienes acusaron a todos los magistrados por no haber movido un dedo ante los 30 fusilamientos de presos políticos de la UPI1 en 1976.
"La fiscalía los asocia con 120 hechos de tormentos, homicidios, privaciones ilegítimas de la libertad, aborto y abuso sexual. “Es evidente que la cadena de apartamientos muestra la Justicia corporativa y los vínculos de los jueces cómplices de la dictadura con los actuales”, señaló Gonella a Página/12."

Otro denunciado por la Sec. de DDHH de la Nación fue el juez federal de Mar del Plata Pedro Hooft: visitaba centros de detención clandetinos y hacía oídos sordos ante denuncias de secuestros, torturas y desapariciones. Recién hace pocos días fue suspendido.

Y hay todavía otros casos que, entre cierres de causas y recluídos en otros países (como Otilio Romano), muestran de qué manera, aún hoy, la familia judicial funciona como madre protectora de quienes, todavía, no han rendido cuentas de sus actos, a pesar de pertenecer al Poder del Estado que debe velar por el cumplimiento de la JUSTICIA.


¿ÉSTA será la JUSTICIA que defienden los que se oponen a la Reforma Judicial de manera cerril, negándose al debate y eludiendo su tarea de legisladores responsables ante sus votantes? 
¿ÉSTA es la JUSTICIA que defienden los que, enarbolando cacerolas y carteles, ruegan por la INDEPENDENCIA JUDICIAL? 
O están mal informados, o no les importa, o son CÓMPLICES, por acción o por omisión.

La HISTORIA los recordará como los que, por oponerse ciegamente a un gobierno, no ayudaron a crecer a esta Democracia fortaleciendo sus instituciones y acercando a éstas a su pueblo.
_________________________________________________

4 comentarios:

Christian Vadala dijo...

Excelente análisis Greta. Aquellos que hoy pretenden convertirse en los paladines de la defensa de la justicia, son quienes la han manipulado a su antojo o bien, se han beneficiado a través de las miserias de la corporación judicial.

Greta dijo...

Exactamente Christian, así es, lamentablemente. Lo peligroso de esta situación es la escalada que están alimentando algunos con la excusa falaz del "ataque a la Justicia". Ojalá haya jueces probos y democráticos que tomen el tema en serio y actúen.
Gracias por tu comentario.
Un abrazo.

Iris van Kirsten dijo...

Lo de la justicia fue una excusa. Lo que quieren los caceroleros- y sueñan los opolitos- es que Cristina se vaya en helicóptero o con los pies para adelante.
Y lo que realmente no toleran es la redistribución de la riqueza, porque se ven a sí mismos como los únicos que trabajan... y ven a los pobres como mantenidos por el gobierno cuyo voto no debería valer igual que el de ellos.
En cuanto a los medios, están muy cómodos con los jueces actuales, tan "sensibles" a la presión corporativa.

Greta dijo...

Es cierto Iris. Hay en esta gente egoísta e individualista una necesidad de sentirse "por encima" del resto, y ver cuántos ahora acceden a lo mismo que ellos creían exclusivo (como un derecho adquirido) les produce mucho enojo. Pero ÉSO no lo pueden decir, porque mostraría cuán miserables son. Por eso eligen exhibir consignas más potables, aunque sean tan generales y sin sustento argumental concreto.
Es una pena que no haya candidatos que les ofrezcan alternativas para sus deseos.

Related Posts with Thumbnails