Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #UnidadCiudadana #CristinaSenadora. ♥♥♥

viernes, 10 de septiembre de 2010

Juntos...pero no revueltos.

Metidos como estamos en la vorágine de estos días, sacudidos por noticias, declaraciones, contradicciones, negaciones y tergiversaciones en relación al papel de algunos medios corporativos no sólo en el presente sino en sus orígenes, cuesta imaginar que actitudes monopólicas de semejante envergadura  sean patrimonio sólo de nuestro país. Muchos nos vimos sorprendidos por las declaraciones que el actor Russell Crowe, realizó en una rueda de prensa en Cannes, en el mes de mayo,  con motivo de la presentación del film Robin Hood, de Ridley Scott.



En esa ocasión el actor, (que nació en Nueva Zelanda pero vivió en Australia hasta que desembarcó en Hollywood) había sido preguntado por una periodista sobre el papel que Robin Hood tendría si viviera en el presente. A lo que el actor respondió:

“ Siempre me preguntan contra quién combatiría Robin Hood si existiese hoy: si se metería en política, en economía, en las guerras, contra los barones de Wall Street, pero creo que se daría cuenta de que el verdadero poder está en los medios y en la manipulación de la información”. Tras mirar a los periodistas con media sonrisa, agregó: “Los estaría persiguiendo a todos ustedes”.

Hacía apenas unas semanas que en nuestro país, un fervoroso apoyo a la sanción de la Ley de Servicios Audiovisuales (conocida como Ley de Medios) se había manifestado en una marcha con concurrentes de numerosos sectores sociales: estudiantes, gremios, particulares, asociaciones de todo tipo, familias...Las declaraciones de Russell Crowe parecían dichas para nosotros, para los que creemos en la necesidad de una ley que democratice la palabra a través de la pluralidad de medios. Y nos dimos cuenta (si no lo habíamos notado en otras ocasiones) que fuera de nuestro país, muchos también sienten la presión de lo que significa estar bajo el dominio de los monopolios de medios, sobre todo audiovisuales. Las "hazañas" de la CNN en diferentes momentos de la historia reciente es conocida por muchos, y fue documentada largamente por quienes sintieron que debían mostrar ése otro lado de la historia.


Durante la campaña de apoyo a la aplicación de la Ley de Medios, habían sido publicados unos afiches en los que se acusaba a periodistas del Grupo Clarín de servir a una "apropiadora" de hijos de desaparecidos. El sospechoso afiche, anónimo, servía muy bien a los fines del multimedio para distraer la atención de la masiva y heterogénea marcha de apoyo a la Ley (que el Grupo denominaba Ley K de Medios), que había sido discutida desde hacía muchos años, en múltiples ámbitos sociales, culturales y políticos y votada  por ambas cámaras del Congreso. Algunos incluso llegaron a sospechar que los afiches habían sido mandados a poner por gente del mismo Grupo. A tal punto les fue útil el famoso afiche, que les sirvió de excusa para victimizarse y acudir presurosos al Congreso, solicitando ser escuchados, para prevenir por un "ataque contra el periodismo independiente" (así se autotitulan), que podría terminar, incluso, con "un muerto", tal como expresó un lacrimógeno Joaquín Morales Solá (de conocida trayectoria desde la época de la Dictadura Militar). Esta fantochada en el Congreso despertó múltiples reacciones en diferentes sectores (no sólo del gobierno), incluídos los  de otros colegas, como Eduardo Alverti, quien en la entrega de los Martín Fierro llegó a decir que "en este país hubo demasiados muertos como para que algunos digan que tienen miedo de que haya "un muerto". ¡Más respeto por las palabras!". ¡Bien por él!

Por esos días, desde diferentes programas de la TV o desde los diarios, se continuaba machacando con el sonsonete del "ataque a los periodistas" y a la "libertad de expresión" de los "periodistas independientes". Se quería instalar la idea de que en el país, y por culpa de los ataques del gobierno, mucha gente tenía miedo de hablar, y por supuesto los principales destinatarios eran los miembros de la prensa. La patética Sra. de los almuerzos, que según ella "expresa lo que dice la gente", no hacía más que hablar del "miedo" a todo el que la quisiera escuchar, o no tuviera más remedio que hacerlo.

En muchas ocasiones hemos visto cómo la CNN, solidaria con la prensa adicta al hemisferio Norte, cómplice en muchas operaciones contra mandatarios latinoamericanos (el caso contra Chávez es muy conocido), escucha y difunde los mensajes de quienes, diciéndose "independientes", no hacen más que presionar, manipular, o incluso conspirar contra gobiernos democráticos, utilizando para ello su poderosa maquinaria multimediática.
Para contrarrestar este intento de manchar el prestigio de la Argentina acusando al gobierno de atacar la libertad de expresión, bastaría solamente con escuchar y/o leer las múltiples expresiones opositoras que diariamente pueden encontrarse en diarios, revistas, sitios de internet, programas de televisión, comentarios en los sitos web, que no se limitan a expresar sus opiniones contrarias al gobierno, sino que se permiten las más groseras, humillantes y hasta insultantes expresiones hacia la figura de la presidente, además de las acusaciones más variadas (e improbadas) sobre hechos de corrupción, no sólo de la presidente y su esposo, el ex presidente, sino de diferentes funcionarios del gobierno.
Pero si ésto no bastara, se podría consultar la opinión de una organización independiente e internacional, Reporteros sin Fronteras, que controla y supervisa en todo el mundo cómo se respeta o no la libertad de prensa:

En el presente año, esta organización presentó un mapa de la situación de la libertad de prensa en el mundo entero, y califica el estado de la misma en los diferentes países, como:
Situación Buena (blanco),
Situación Satisfactoria (amarillo),
Problemas Sensibles (naranja),
Situación Dificultosa (rojo) y
Situación muy Seria (negro).

Pues bien: la Argentina, tan criticada y denostada por los periodistas "independientes" que sienten miedo, deberían quedarse tranquilos: la situación de nuestro país en relación con la libertad de prensa es SATISFACTORIA, al igual que países como España, Portugal, Francia, entre otros y...los Estados Unidos, paradigma de la "libertad de prensa".

Parece que no estamos tan mal después de todo, pese a lo que quieren hacernos creer.


          Luego que la presidente Cristina Fernández presentara a todo el país el Informe sobre Papel Prensa: la verdad, el 24 de agosto pasado, salieron como gallinas espantadas los defensores y defensoras del Grupo Clarín de diferentes sectores (en especial, representantes de las cámaras del Congreso y periodistas) pretendiendo envolver/se en la bandera patria en aras de la "libertad de prensa" y en contra del ataque de un "gobierno autoritario que sólo desea hacerse de todo el poder". De nada sirvió que el informe tuviera testimonios y pruebas contundentes, que la presidente remitiera el informe a la Justicia, y que involucrara a los representantes del Congreso no sólo para que se declarara de interés público la fabricación y distribución de papel para la prensa, sino para que formara parte del organismo de control de la empresa, de la cual el Estado es parte con un 27 %. Nada fue suficiente, todo estuvo y está embarrado de sospecha. Todo es una "construcción", un "relato" armado por el gobierno para apropiarse de la joya del Grupo Clarín, tal como dicen con burlona soberbia Van der Kooy y Blank, en TN.
Tampoco fueron suficientes las conmovedoras palabras de la principal víctima de la apropiación de Papel Prensa, Lidia Papaleo (viuda de David Graiver), ni las declaraciones del hermano de David, Isidoro, dichas y grabadas a periodistas de Tiempo Argentino (*) en el mes de junio pasado, ni los dichos de Rafael Ianover, vicepresidente de Papel Prensa en la época del despojo. Nada fue bastante, y el coro de grillos defensores del Grupo Clarín continuaron (y continúan) negando los hechos, tergiversando la información, mintiendo en forma descarada, banalizando hechos aberrantes (como la tortura, la violación, el daño tremendo producido, en especial, a Lidia Papaleo), ensuciando a otros testigos claves, como el hermano de Lidia, Osvaldo, acusándolo por un pasado supuestamente autoritario.


Sin embargo, y mientras esperamos pacientemente a que la Justicia se expida y la verdad vaya saliendo de manera imparable a la luz, podemos ir viendo cómo, desde diferentes sectores, las voces valientes continúan expresándose en favor de ésa verdad.
El mísmo día que la presidente presentaba el informe Papel Prensa: la Verdad, el periodista Daniel Viotto, de la CNN en español, entrevistaba al periodista Robert Cox, ex director del diario Buenos Aires Herald, uno de los pocos que, en plena dictadura, se animaba a hablar de lo que estaba ocurriendo, mientras La Nación  y La Prensa o editorial Atlántida,  callaban o realizaban operaciones de prensa en favor de los dictadores, o realizaban negocios obtenidos en las mesas de torturas a cambio de la empresa de papel para prensa, como Clarín.
Viniendo de la CNN, es realmente alentador que se haya elegido para la entrevista a alguien insospechado de ser favorable al gobierno, y más alentador aún escuchar sus palabras, autorizadas por su accionar en el pasado, y con esperanzas para el presente y  el futuro:

Ésto dice Robert Cox en una entrevista:
"Clarín y La Nación atacaron al gobierno antes de la movida del Ejecutivo contra Papel Prensa, y ahora sienten que deben seguir haciéndolo todos los días, lo cual creo que desmotiva a muchos lectores".



¡Está clarito clarito, no?!

1 comentario:

Greta dijo...

Parece que Robert Cox, el otrora denunciante de los atropellos de la Dictadura, ha pegado una voltereta y ahora defiende a Clarín y la Nación, sembrando sospechas de que este gobierno pretende apoderarse de ellos.
O ya está gagá, o es un falluto de 3 al 4º, ya que su postura en la entrevista de la CNN y en su presencia en 6,7,8 fue muy distinta a la que mostró en su publicación del Herald el domingo 12 de septiembre (y que reprodujo Clarín). En esta nota, críticas observaciones respecto a la resbalosa y cambiante opinión de Robert Cox, sobre la democracia argentina y sobre el rol de la prensa:
http://sidrapandulceyalpargatas.blogspot.com/2010/09/robert-cox-y-la-democracia-chavista.html

Related Posts with Thumbnails