Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #UnidadCiudadana #CristinaSenadora. ♥♥♥

miércoles, 28 de enero de 2015

Relaciones incestuosas.

Román Lejtman: periodista.
Luego del escándalo político generado por una denuncia contra la Presidenta Cristina Fernández, su canciller Héctor Timermann y otras personas relacionadas con el gobierno (La denuncia de Nisman) y la muerte del fiscal de la causa en circunstancias todavía no aclaradas (asesinato, suicidio, suicidio inducido...quién sabe) (La muerte del fiscal Nisman), comenzaron a salir a luz una maraña de relaciones que, junto con las operaciones cruzadas, revelan que entre los servicios de inteligencia de la ex SIDE, la CIA, el Mossad, la prensa hegemónica, periodistas, jueces federales, fiscales, político/as de diferentes partidos, grupos corporativos, etc., las cosas no son nada claras, y mucho menos, inocentes. (Recomiendo el imperdible post de @mabaires: Línea de sangre III).

Una vez muerto el fiscal, la Corte Suprema decidió dar a conocer la denuncia completa del fiscal (el texto de la Denuncia), y ahí empezó a desaparecer de las tapas de los diarios la que fue llamada "la denuncia del siglo", porque no sólo había sido desmentida por organismos como la Interpol, el propio juez de la causa al que el fiscal debía responder (Canicoba Corral), la jueza que, supuestamente, debía tomar la denuncia (presentada en plena feria judicial) quien consideró que carecía de las pruebas respaldatorias, sino que el texto mismo carecía (carece) del mínimo carácter jurídico como debía corresponder a semejante presentación. Caída entonces la importancia de la denuncia, sólo quedó en pie la muerte del fiscal, y si bien todavía está en plena investigación (y ojalá alguna vez se conozca la verdad sobre la misma), sí quedaron pornográficamente expuestas esas incestuosas relaciones entre servicios de inteligencia (con los que el mismo fiscal estaba íntimamente relacionado), nacional y extranjeros (CIA, Mossad), jueces federales y periodistas/empresas periodísticas. Luego también comenzaron a revelarse otras relaciones (con servicios de seguridad, por ejemplo), el sospechado automóvil en que se movía el fiscal (Dudas por el auto de Nisman), el llamativo personaje del colaborador del fiscal que le acercó la pistola con la que luego se dio muerte (voluntaria o involuntariamente), etc.
Una de las consecuencias de la revelación de estas complicadas relaciones fue la aparición pública de la Presidenta Cristina Fernández anunciando la disolución de la ex SIDE (ahora SI) y el envío al  Congreso (que será convocado a sesiones extraordinarias en el mes de Febrero) de una ley para la conformación de una nueva AFI: Agencia Federal de Inteligencia (ver nota ACÁ). 

Las más graves consecuencias de las relaciones incestuosas entre servicios de inteligencia, jueces federales y periodismo hegemónico, la Presidenta las señala puntualmente desde el momento en que el Congreso respalda la iniciativa del Ejecutivo de un Memorando de Entendimiento con Irán para destrabar la causa (por el atentado a la) AMIA: a partir de ese momento, según la Presidenta, comienza el ataque más furibundo e incesante de esta "troika" con una andanada de denuncias fogoneadas (obviamente) por los medios hegemónicos, y que tienen su punto culminante con la denuncia del fiscal muerto: Alberto Nisman, quien debía investigar la causa AMIA, y quien previamente (y a pesar de la postura en contrario del mismo juez de la causa) había declarado la inconstitucionalidad del Memorando.

Ya había sido revelada (al menos parcialmente) una connivencia entre servicios y periodismo, cuando fueron procesados un grupo de estos personajes: el ex SIDE menemista el Tata Yofre, el periodista de La Nación Carlos Pagni, otro periodista Roberto García y algunos personajes  más, por pinchar mails de personajes públicos y funcionarios, y hacer uso del contenido de los mismos. (Ver nota ACÁ). Pero ahora que la ex SIDE fue disuelta y los servicios de inteligencia verán complicada su influencia por la falta de inyección de (grandes sumas de) dinero desde el Estado, algunos de estos personajes amenazan con hacer tronar el escarmiento. El Tata Yofre diciendo, por ejemplo, que ahora quizá comiencen a salir "algunos cadáveres del placard" o el periodista Román Lejtman escribiendo que la Presidenta, con seguridad (?) será llamada a indagatoria ANTES que termine su mandato (ver nota de Lejtman Cristina en silla de ruedas): dice el "periodista"...

"Ha dicho (la Presidenta) que si la citan a declarar por la denuncia del fiscal Nisman, irá sin ninguna duda. Para mí, esa fue la afirmación más importante de su cadena nacional. Esperemos que cumpla con su palabra. La citación llegará antes que concluya su mandato como Presidente de la Nación.

Sin embargo, el prestigio y la confiabilidad del "mensajero" Lejtman están seriamente cuestionados. Claro que, a los lectores y "creyentes" del medio donde publica eso les importa poco y nada. Si todavía hay personas que siguen creyendo a Clarín, nada ya puede sorprender. Hace bastante tiempo había "anunciado con seguridad" la inminente renuncia y posterior reemplazo del Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien al día de hoy todavía está en funciones). Sin embargo, todavía (y gracias a Dios) algunos periodistas pueden mostrarse creíbles, serios y responsables. Porque los que comercian con la información (o la falta de la misma) tiran a la basura su ética, poniendo por encima otros intereses. Ellos sólo sabrán cuáles. Pero ninguno de ellos está al servicio de su profesión. Así, por ejemplo, el periodista Juan José Salinas (además de escritor e investigador periodístico) nos cuenta algunos detalles interesantes de este "operador" que se dice periodista, en el capítulo "Un caso claro" de su post:

"Por ejemplo, con Roman Lejtman, uno de los periodistas que cubrieron inicialmente el atentado a la AMIA para Página/12. Lejtman siguió una línea coherente de encubrimiento, tanto en el caso del atentado a la Embajada de Israel como en el de la AMIA. Autor de un libro sobre las narcovalijas del Yomagate ("Narcogate") que me parece claramente negociado con la familia Yoma ( y tengo muchos motivos para pensar que ese trasiego de maletas Samsonite repletas de dólares provenientes del narcotráfico estuvo en la base del ataque a la Embajada de Israel), Lejtman fue parte de la maniobra piloteada por Hugo Anzorreguy y Carlos Corach para desviar las investigaciones del atentado a la AMIA, reemplazando a los sirios e hijos de sirios vinculados a la familia política (de Carlos Menem) que aparecían como sospechosos de haber instigado e incluso financiado los bombazos, y a los policías federales que aparecían involucrados no sólo en la destrucción de evidencias y el sembrado de “pruebas” falsas, sino en las mismas maniobras preparatorias a la detonación de las bombas.
 
Está acreditado que Lejtman iba a firmar como autor de un libro en el que Telleldín diría toda “su” verdad, es decir el libreto acordado con el juez Galeano, elaborado trabajosamente antes entre Telleldín y una enviada de Corach, la jueza María Luis “La Piru” Riva Aramayo, de modo de justificar y blanquear el pago de 400.000 pesos/dólares a Telleldín pàra que acusara falsamente al comisario Juan José “El Lobo” Ribelli y a su banda de polidelincuentes bonaerenses. La estratagema se vino abajo cuando los responsables de la editorial advirtieron que nadie creería que se le pudiera pagar a Telleldín una cifra que ni siquiera Gabriel García Márquez podría soñar que se le pagase en Argentina. 

Como Nisman, Lejtman tuvo mucha suerte de no ser procesado y no estar sentado en el banquillo de los acusados.

Mientras se ignoran buenos documentales como AMIA 9.53 (que hice con Cuatro Cabezas y se emitió una sola vez por Telefé en julio de 2006), AMIA, La causa (que hizo el finado Carlos De Nápoli con Ánima Film y se dio por Canal 7 y el History Channel en 2009) y el más reciente AMIA repetita, de la francesa Marie Poumier (y algún otro, como el que hice para un programa que conducía Embon en Canal 7 en el 2000), el canal América 24 pasa casi son solución de continuidad el mentiroso docudrama pergeñado por Lejtman y los servicios de aquí y de allá. América TV, de Daniel Vila, José Lus De Manzano y Francisco De Narváez, es sabido, respalda las pretensiones presidenciales de Sergio Massa, quien, como Nisman, recibe instrucciones en La Embajada."

Como estamos empezando a ver cada vez más claramente, las relaciones incestuosas hacen que, los que tienen la cola sucia tratan de ensuciar a quienes podrían acusarlos, o a quienes tratan de hacer limpieza cortando el chorro de recursos que terminan, finalmente, jaqueando y extorsionando al sistema democrático.

Lástima tantos ingenuos que todavía no se enteran de cómo y quiénes les venden seudo información, con la que comercian a cambio de su propia honra.
_______________________________________________________________

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails