Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #UnidadCiudadana #CristinaSenadora. ♥♥♥

jueves, 15 de enero de 2015

Cristina: el tábano de la Comisión.

Si no fuera por las peligrosas repercusiones que podría tener, la presentación del fiscal Nisman acusando a la Presidenta Cristina Fernández de cómplice de encubrimiento en el caso AMIA, sería un buen argumento para una comedia ridícula. Quienes la conocieron cuando era legisladora no deben salir de su estupor... Uno de los que la conoció, trabajó con y para ella y habló de su trabajo, fue Diego Buranello, politólogo y asesor de Cristina en el Congreso desde 1996 hasta 2003. 

En 1999 Cristina presidió, como senadora, la Comisión Bicameral de Seguimiento de los atentados a la Embajada de Israel y el edificio de la AMIA, además de ser vicepresidenta 2ª de la Comisión Especial Investigadora sobre lavado de dinero, que presidía Elisa Carrió.  Según cuenta Buranello (quien siguió de cerca el trabajo de la Comisión)...

...tenía la sensación de que ya "estaba todo arreglado", no en la comisión sino afuera, en la política en general. El rol de Cristina era empujar. Hacía quilombo y empujaba (*). Buranello la compara con Olmedo, quien empujaba los cartones de la escenografía para desmontar el artificio de la escenografía. "Cristina era Olmedo", cuenta. Eso fastidiaba mucho. Ese carácter irritaba a todos los que estaban de acuerdo en simular. Sobre todo a los menemistas, que la habían dejado acomodarse en esas comisiones para sacársela de encima. En la investigación por los atentados, preguntaba de más, insistía cuando todos habían dado algún tema por terminado. Una vez hizo llorar a un policía. (*)

Fue cuando desaparecieron del juzgado de Galeano 66 cassettes con escuchas al teléfono de Carlos Telleldín. Uno de los sucesos más increíbles de la causa. La sesión de la Bicameral duró todo el día, desde las tres de la mañana hasta las tres de la mañana. En un momento llamaron a los policías que tendrían que haber estado de custodia en el juzgado, que esa noche no tuvo guardia. Los miembros de la Comisión comenzaron a hacerles preguntas. Cuando todos se dieron por conformes con las respuestas, Cristina siguió. Preguntó y repreguntó tanto, que el policía empezó primero a tartamudear y después se puso a llorar, y no pudo seguir con la declaración. Todo hubiera terminado ahí, todos daban por concluída la sesión, pero Cristina ni lo consideró: mandó llamar al Jefe de la Policía Federal.
Carlos Soria, que presidía la Comisión, le dijo: "Está bien. Tomamos nota", como pateándolo para adelante y ella le contestó: "No no. Que venga ahora". Buranello relata que en ese momento "hubo un revuelo, Soria la miraba descentrado, porque su rol era sostener los cartones de la escenografía. (...) Después de una hora llegó el jefe de policía Juan Carlos Passero. Ella empezó con las preguntas y el tipo transpiraba. A Soria le mandaban papelitos que decían "Hacela callar". (...) En rigor lo que pasó fue increíble _cuenta Buranello_, Passero terminó admitiendo por primera vez que tanto en el atentado contra la Embajada, en 1992, como en el de la AMIA, en 1994, hubo "graves negligencias y errores administrativos en la fuerza". Declaró ante la Comisión durante una hora y media.
(...) Como consecuencia de la declaración de Passero, al poco tiempo hubo una reunión en la SIDE (Secret. de Inteligencia del Estado, hoy SI) a la que fueron algunos legisladores. (...) Una mujer, agente de la SIDE, estaba a cargo del informe que estaban haciendo, y a ella le fueron dirigidas las preguntas de Cristina. Las repreguntas sobre el trabajo de la SIDE en esa causa eran tan insistentes que al cabo de dos horas, la agente casi se terminó de tomar un blister de Bayaspirinas. Otra vez, como diría Buranello, temblaron los cartones de la escenografía. (Cuenta a Buranello otro legislador que estuvo presente): "Se tomaba una aspirina cada veinte minutos. Cristina seguía preguntándole y la mareaba. La mina no estaba preparada para que alguien le preguntara en serio.
La buena relación de Cristina con la comunidad judía data de esa época, en la que ella firmaba en disidencia los informes anuales de la Comisión, y agregaba puntillosamente un capítulo hablando de la conexión siria. (*)

El fiscal NISMAN, quien acusa de "encubrimiento" a la Presidenta Cristina Fernández, haría mejor en explicar algunas cosas de su (no) accionar en la causa AMIA, tal como cuenta en este reportaje realizado por la Agencia Paco Urondo (en el blog: El ojo con dientes), el periodista e investigador del atentado a la AMIA, Juan José Salinas (**):

Juan José Salinas sobre el atentado a la AMIA: no hay NINGUNA PRUEBA contra IRÁN
__________________________________________________________
(*) La Presidenta: Sandra Russo.
(**) AMIA: el atentado. Juan José Salinas.

2 comentarios:

Tilo, 73 años dijo...

Seguí tu consejo de leer el reportaje a Juan Salinas. Análogamente al tema del aleteo de una mariposa, percibís que todo tiene que ver con todo, al menos en ese inframundo y que tirando de un cachito de piolín que sobresale, podrías mover al mundo entero.
Resulta que el artero ataque terrorista a un par de sedes de los descendientes de la publicitadisima shoah por parte de horribilísimos y malísimos y negrísimos cómplices del Islam ... puede llegar a ser una pedestre y grosera consecuencia de choreo en lavado de dinero producto del narcotráfico y quién sabe cuántas cosas más? Y resulta que los "efectos colaterales" de esa avivada fueron 114 muertos y unos 550 mutilados y heridos, algunos de ellos que nada tenían que ver con la "colectividad" y que, nada más, pasaban o andaban por ahí.
Y después de tantas vueltas en el aire pour la galerie, de más de 20 años de engrupir giles, para peor deudos de las víctimas, la marioneta Nisman no tiene mejor idea que ir a TN para enchastrar a la yegua y sus compinches.
Como te comenté antes, yo no tengo dudas de índole de opción política, pero no puedo dejar de sorprenderme - a esta edad - del grado de hijaputez hiperbólico que pueden desarrollar ciertos monstruos en nombre de la guita y el poder. Y compruebo una vez más que ni siquiera los hijos de David, esos del pueblo elegido, están libres de esta maldición.

Abrazo

Greta dijo...

Mi estimado: es triste ver hasta qué niveles de bajeza pueden llegar ciertos congéneres... Por suerte, no todo está podrido, de lo contrario, no quedaría más que la opción del cinismo.
Gracias, una vez más, por tu comentario.
Abrazo para vos.

Related Posts with Thumbnails