Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #UnidadCiudadana #CristinaSenadora. ♥♥♥

martes, 10 de diciembre de 2013

Horror vacui.

10 de Diciembre de 1983.
17 de Octubre de 2013.
En arte utilizamos un concepto (horror vacui: horror al vacío) que seguramente está tomado de la naturaleza, y según el cual, cuando un espacio se deja vacío, tiende a ser llenado de alguna manera. Muchos humanos lo sentimos, incluso, cuando no podemos resistir un espacio en blanco, y lo llenamos como sea. Desde las cuevas de la prehistoria hasta los grafitis del siglo XXI, parece que los humanos no cambiamos demasiado.


Si nosotros no llenamos la Plaza, "otros" la van a llenar: de miedo, de zozobra, de incertidumbre... 
Cuánto de lo que viene, tristemente, ocurriendo estos últimos días (acuartelamiento policial en varias provincias, gobiernos extorsionados que entregan hasta la madre, contagio, saqueos, organizados y/o espontáneos, vecinos defendiéndose de sus propios vecinos, algún que otro linchamiento, caos, ley de la selva...) no tendrá que ver con tratar de que ÉSA PLAZA no se llene. Le pasó a De la Rúa en el 2001 (19 y 20 de Diciembre), que mandó vaciarla a sangre y fuego, la pretendieron los caceroleros, con sus cacerolas llenas de odio opositor, y la llenamos nosotros, con nuestro dolor el día que murió Néstor, con abrazos para apoyar a Cristina en el 2008, con nuestros aniversarios compartidos, con festejos simbólicos y con nuestros encuentros llenos de amor.

Hace 30 años, otro 10 de Diciembre, llenamos la Plaza, porque terminaba la Dictadura y empezaba una etapa llena de esperanza. Yo estaba allí, era radical, y era FELIZ. La Plaza estaba no sólo rebosante de gente, sino de ilusiones republicanas, y no éramos sólo radicales: éramos muchos más todos los que creíamos que, subidos al Preámbulo de la Constitución, esa plegaria laica que recitaba Alfonsín (Raúl) al final de cada acto, íbamos a lograr transformar la Argentina del horror, la muerte y el dolor, en la Argentina de la vida, la memoria y la Justicia. 
La ilusión duró poco. Las raíces autoritarias, la falta de poder para superarlas, la inmadurez de las instituciones y una serie concatenada de errores (no sólo del gobierno, admitámoslo), hicieron que todo terminara demasiado pronto. Ya por esos años empezaban, tímidamente, a verse las uñas de los rapaces que no se habían ido: solamente estaban agazapados, esperando, dando vueltas, como los buitres... Y la ilusión republicana y democrática empezó a desvanecerse. Llegó el Felices Pascuas de Rico y los carapintadas, llegó la hiperinflación, el Punto Final y la Obediencia Debida que sepultaron el efecto esperanzador del Juicio a las Juntas, y finalmente, el Pacto de Olivos. Ése fue el día en que dejé de sentirme radical.

Hace 30 años esa Plaza se llenó, y hoy tiene que volver a llenarse. Porque uno de los efectos de las movidas destituyentes o sediciosas es la ruptura de las redes sociales, del regreso del miedo, miedo al otro incluso cercano, miedo a salir, miedo a TODO. Como pasó antes del Bicentenario y el fantasma de la "inseguridad"... En estos días (sobre todo en la ciudad de Córdoba), la palabra inseguridad se quedó corta: tierra de nadie, ley de la selva, el vale todo... Y si bien el contexto no es el mismo (ni siquiera comparado con el 2001), los métodos, las acciones y las consecuencias se parecen, demasiado. 

"Esa mañana vería otras cosas raras: autos no identificados merodeando, policía de civil y antiguos jefes carapintadas "como Jorge Venturino" activando en la zona, recorriendo los barrios para enconar a pobres contra pobres, creando el mismo clima que precedió los saqueos contra Alfonsín en el ´89: "Miren que vienen de la villa de allá a saquearlos a ustedes. Ya vienen para acá. Cierren, cierren los negocios y váyanse a casa". Es decir la primera etapa de la operación: Liberar los territorios para la maldad. No hace falta haber leído a Fanon para saber que la furia del colonizado se vuelve contra el otro colonizado.
Eso fue al mediodía. A la tarde se abrieron "las puertas del infierno": el Gordo (Luis D´Elía) pudo observar cómo la Bonaerense sobrevolaba el territorio con sus helicópteros, cuidando amorosamente a los hipermercados y otorgando una tácita licencia de caza para saquear los minimercados; muchos de ellos, en manos de chinos, el relevo migratorio en la era tecnotrónica, del gallego almacenero de los años cincuenta". *

Algunos nombres no son los mismos, otros quizá sí (esperemos que la Justicia esté a la altura y dé respuestas), pero todo suena tan familiar: el mes del año, los saqueos, las zonas liberadas (esta vez, por los policías autoacuertelados y las convocatorias por redes sociales)... Y el resultado final: el MIEDO disciplinador, el que termina pidiendo "mano dura", orden, el que alimenta el racismo, el clasismo, la xenofobia...

Saqueo programado como EVENTO por la red social Facebook.
 Por eso la Plaza hay que LLENARLA, porque de lo contrario la llenan ellos: aquellos a los que la Democracia les resulta molesta, y ni hablar de la inclusión o del Estado regulando como corresponde. No hay que darles el gusto, para que se den cuenta que somos más los que queremos Democracia y en paz, y que no necesitamos armas que nos envalentonen, ni saqueos programados. Porque de los otros hubo (los del hambre) pero fueron en otros tiempos. Los de hoy son "otra cosa". Y esa otra cosa no es buena ni justificable.

30 años es mucho tiempo, pero no el suficiente como para que los fantasmas se hayan ido. Por eso hay que estar atentos, sin dejarnos amedrentar y cuidando lo que ganamos. Que es mucho, y vale la pena.

¡Nos vemos en la Plaza!
__________________________________________
*"El palacio y la calle". Miguel Bonasso, sobre los episodios de 19 y 20 de Diciembre de 2001.

3 comentarios:

Iris van Kirsten dijo...

Por suerte la plaza estuvo lejos de estar vacía :-)

Iris van Kirsten dijo...

"Tengo una sola certeza: todo lo que falta lograr, todo lo que nos falta hacer, sólo se puede hacer en democracia".
Ese ves el quid de la cuestión, aunque a algunos grupitos fascistoides no les guste.
Nuestra presi se lució, como siempre.

Greta dijo...

¡Ya lo creo! Y me pareció una excelente señal: los reflejos democráticos funcionaron muy aceitados.

Related Posts with Thumbnails