Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// El acceso a la INFORMACIÓN es un Derecho Humano: el gobierno que no respete ese Derecho, no respeta la DEMOCRACIA.

viernes, 20 de octubre de 2017

"Necesitamos que despiertes".


Hace apenas unos días, Moira Millán, dirigente mapuche, desde un estudio de televisión en la soberbia e indiferente CABA, nos interpeló a todos:
 
"Ahora están viniendo contra nosotros, están poniéndole presupuesto a la muerte. Todos los que estamos en disidencia estamos en la mira, y así como vinieron contra nosotros van a continuar por aquellos que no son corrompibles, aquellos que no son cooptables, van a salir a buscarlos.
Permitir que estas personas que desaparecieron (a Santiago) continúen en sus cargos es darles el poder que tiene Julio Argentino Roca (con su monumento más grande) en este país. Es una simbología que se emplaza en la conciencia colectiva.
La gente me dice a mí: 
_Yo no estuve cuando Julio Argentino Roca hizo la Campaña al Desierto, yo no soy responsable que hayan aniquilado a tu pueblo.
_Pero hoy ESTÁS. Hoy hay una nueva campaña al desierto. Hoy estás. ¡No podés ser indiferente!
Si nosotros permitimos que los villanos ganen no vamos a tener la oportunidad de cambiar el destino de este país.
¡NECESITAMOS QUE DESPIERTES! y te fijes una posición sólida para poder cambiar esta historia donde siempre parece que la maldad triunfa!".

Desde hace unas pocas horas, como tantos argentinos y argentinas, nos sentimos con la vida en suspenso: el hermano de Santiago (Sergio Maldonado) el joven desaparecido desde hacía 80 días luego de un operativo de represión ilegal de la Gendarmería Nacional en territorio del pueblo mapuche (en disputa con el terrateniente italiano Benetton, uno de los tantos que extranjerizan la Patagonia argentina) y de la negación sistemática del gobierno (vía la ministra de Seguridad Patricia Bullrich) y el mismo Presidente Mauricio Macri, fue encontrado en sospechadas circunstancias en el río Chubut (Esquel), muy cerca del lugar donde, según testigos de la misma comunidad mapuche, había sido levantado por la Gendarmería, lugar previamente rastrillado en tres oportunidades, y que hicieron pensar a quienes presenciaron el hallazgo en un escenario montado donde el cuerpo fuera "plantado".
Su hermano Sergio al salir de la  morgue judicial, lo confirmó: el cuerpo encontrado "ES SANTIAGO".
Santiago y la Gendarmería.  
El reclamo en Esquel.
Que la voz de Moira Millán, la brillante y elocuente dirigente mapuche, fuera escuchada y su imagen vista en la televisión, fue consecuencia de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. Las persecuciones al ancestral pueblo mapuche son históricas, pero cobraron relevancia a partir de la desaparición de Santiago: un joven artesano que vivía en Esquel y que se hizo solidario del reclamo mapuche, en especial desde el encarcelamiento del lonko Facundo Jones Huala; en el marco de las disputas de comunidades originarias patagónicas contra la obscena extranjerización de tierras estos nuevos propietarios, con el apoyo del gobierno nacional y las FFSS, desataron contra estas comunidades una persecución para erradicarlos de su territorio. Los ataques y persecuciones a integrantes de la comunidad mapuche fueron muchos, pero siempre ignorados por la gran mayoría de los argentinos. Esta vez la víctima fue Santiago, un joven que no era mapuche, cuya familia no se cansó de reclamar por su aparición con vida, que sumó el reclamo de todos los organismos de DDHH, en todo el país y en el exterior, de organizaciones internacionales y hasta Amnistía Internacional y la ONU, con marchas multitudinarias en la Ciudad de Buenos Aires en varias oportunidades y también en el interior del país.

Curiosamente (o no tanto) el gobierno en la persona del Ejecutivo pero, sobre todo, de su Ministra de Seguridad, todo el tiempo se negaron aceptar que se trató de una desaparición forzada (a pesar que así había sido caratulada la causa) y el cuerpo de Gendarmería, el principal sospechado, continuaba sin recibir ningún tipo de recriminación, sanción o siquiera apartamiento. Con apoyo de medios de comunicación cómplices, sembraron con pistas falsas y supuestas noticias la desaparición del joven, demonizaron a la comunidad mapuche acusándola de las peores sospechas, y hasta hablaron de conspiraciones internacionales y complicidades políticas opositoras al gobierno, con tal de justificar una persecución/represión que terminó con la desaparición del joven. La complicidad y el encubrimiento también contaron con la participación necesaria de un juez cómplice que debió ser apartado por inoperancia e impericia. Finalmente, y después de 80 días de una NO búsqueda, el cuerpo apareció en el río Chubut.

Ahora sabemos que está muerto. Que no está en Chile, ni paseando por Entre Ríos ni escondido por los mapuches. Que apareció en el río y habrá que averiguar por qué ahora y por qué allí. Cómo y por qué murió, quiénes y por qué lo mataron. Pero sobre todo, POR QUÉ su muerte se transformó para el gobierno en un hecho político que, a toda costa, quiso ocultar, o pretendió encontrar justificaciones o culpables donde no los había. Su familia tendrá al menos el consuelo de poder velar su cuerpo, pero la sociedad que hizo propio el reclamo, necesita que la justicia, por fin, se haga presente juzgando y castigando a responsables y encubridores.

Necesitamos despertar. Como nos interpeló Moira Millán, darnos cuenta qué cosas están en juego en esta pelea por nuestros recursos, nuestras tierras, nuestra soberanía. Qué nos jugamos si no defendemos el derecho a ser protegidos y cuidados por las FFSS, en lugar de ser perseguidos y reprimidos. Necesitamos despertar a un gobierno que solo mira por los intereses de sus miembros, socios y amigos, en lugar de mirar por los intereses de sus gobernados. Necesitamos que, por fin, nos hagamos carne de lo que significa para nosotros la Patria, este suelo, nuestra casa.


Ojalá que la muerte de Santiago nos sirva para despertar. Para que no sean la maldad, la codicia y los intereses particulares los que triunfen, sino la conciencia colectiva. Que los ojos de Santiago nos ayuden a abrir los ojos a todos y a todas.
En la morgue judicial, mientras está realizándose la autopsia al cuerpo de Santiago Maldonado.
__________________________________________________________

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails