Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar, porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones 2015: nosotros te avisamos, pero NO QUISISTE VERLO. Ahora ya están aquí. Mientras tanto, ABRAZAME, hasta que vuelva CRISTINA. ♥♥♥

martes, 19 de mayo de 2015

Hombre muerde perro...

La maquinaria Clarín, esta vez en la voz (y el texto) de Gabriel Levinas (periodista), puso su foco sobre quien para muchos es el periodista con más prestigio y credibilidad de la Argentina. De larguísima trayectoria en el periodismo de investigación, presidente del CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), defensor en todos los ámbitos a través del CELS de los DDHH, se ha transformado, en especial a través de sus editoriales en el diario Página/12 y de sus libros, en la voz más escuchada y leída de estos tiempos. No es casualidad que esta nueva (vieja) operación se focalice en él, justamente en tiempos en que Clarín, y a través de las voces de sus periodistas, se encuentre en el pozo más profundo del antiperiodismo. Las burdas operaciones de este Grupo tratando de pegarle a figuras del gobierno o cercanas a él, demuestra cuán preocupados se encuentran porque no logran bajar la imagen de la Presidenta Cristina Fernández (que sigue su imparable ascenso), quien rompe todos sus esquemas y sus más fervientes deseos, acerca del síndrome del "pato rengo", y por querer que el gobierno termine su gestión humillado y de rodillas, echado a patadas como resultado de sus acusaciones. Si hubiera que compilar la sucesión de mentiras, operaciones, tergiversaciones y censuras de los actos de gobierno llevados adelante por el Grupo Clarín daría para varios tomos que podrían llenar una biblioteca de la infamia. Las últimas (por nombrar sólo las más resonantes) y que llenaron los titulares de sus tapas, fueron: que Máximo Kirchner (hijo de la Presidenta) tenía una cuenta no sé dónde junto con la ex Ministra Nilda Garré, y que el Ministro de Economía Axel Kicillof, ganaba 400.000 $ como director de YPF, además de su sueldo de ministro... para no ir más atrás solamente en este año, porque sería abrumador... El resultado, y tal como dice el periodista Víctor Hugo Morales (*), es alimentar el odio en aquellos que ven en el kirchnerismo al enemigo al que hay que destruir como sea, y el depositario de los peores epítetos: chorros, corruptos, asesinos, narcotraficantes...por nombrar sólo algunos... Pero lo terrible de estas operaciones mentirosas es que, por más que luego se desmientan, o se demuestre  palmariamente su falsedad, algo de toda esa basura queda en algunas mentes, mentes enfermas incapaces de salir de sus prejuicios, y a las que el odio que las alimenta es su combustible diario y necesario.

Como me pasó otras veces, da la casualidad que me encuentro, en estos días, leyendo el libro que otro periodista prestigioso, Hernán López Echagüe, escribió sobre el periodista Horacio Verbitsky, al que tituló "El perro" (**), apodo con el cual es conocido, y en el que, a través de testimonios de personas ligadas al medio o la historia de HV, cuentan lo que saben, piensan o sienten, y con lo cual López Echagüe trata de componer una figura. No terminé de leerlo, pero se percibe a través de sus páginas una admiración hacia el periodista no exenta de una mirada que quiere ser objetiva, y a través de testimonios de toda laya, lo logra. Al menos hasta ahora. Para muchos HV es una figura inobjetable, y su palabra (confiable y seria, tanto en sus editoriales como en sus libros) es absorbida por mucha gente como el maná. Me encuentro entre sus admiradores, pero también discrepo con algunas de sus posturas. Lo particular en el caso de Verbitsky es que, más allá de las discrepancias, una sabe que es auténtico en lo que expresa, que defiende determinados principios y valores, y aunque pueda estar errado, nunca lo hará por intereses espúreos. Por supuesto no será la opinión de sus detractores, pero en éstos, lejos de encontrar objetividad, podemos ver en cambio el encono que les genera el valor de su palabra, por el prestigio ganado, que defienda banderas que ellos mismos abandonaron, y que coincida con tantas políticas del gobierno, al cual no se priva de criticar cuando así le parece. También lo denostan por defender lo que defiende, sobre todo quienes fueron protagonistas o defensores de las políticas represivas de la Dictadura. Que sea hoy Gabriel Levinas, y desde el Grupo Clarín, quien quiera desprestigiarlo, muestra el grado de cinismo con el que este grupo mediático se maneja. Un medio que no tuvo reparos en asociarse con los dictadores para obtener una fábrica de papel para diarios ( y así controlar la palabra escrita) acusando a HV de "colaborar con la dictadura" (*) daría risa, si no fuera porque hay gente que les cree...

El periodista López Echagüe (autor de El Perro) no soslaya el tema. En la opereta aparecen mencionados tres libros:

1. Biografía de Jorge Newbery
El supuesto "contrato" del que se habla en la opereta  nunca fue autenticado. Y tampoco el que López Echagüe muestra a HV en una entrevista para el libro. (¿Será el mismo? Aparentemente sí, o al menos así lo deja deducir de su nota de hoy HV) Así lo asevera el profesor Salvador Roberto Martínez del Inst. Nacional Newberiano al autor del libro, López Echagüe. El sector de archivos se inundó hace unos años, y allí se perdió buena parte del archivo documental. El "contrato" consta en la foja 9 (puede leerse en las páginas 113, 114 y 115 del libro "El Perro". En la opereta se menciona el contrato, pero según HV habría sido para la redacción de una biografía sobre Jorge Newbery, proyecto que, según HV, nunca se concretó. O sea, el libro no existe.

2. "La aeronáutica argentina: ayer, hoy y mañana". También mencionado en la opereta de Levinas-Clarín como escrito por HV, pero el libro tampoco existe, ni hay ninguna constancia siquiera de borradores ni ningún otro indicio. ¿Se refiriría a la redacción de éste libro, el supuesto contrato que aparece en la denuncia?

3. "El poder aéreo de los argentinos": el libro fue escrito por el Comodoro (R) Juan José Güiraldes, sobrino de Ricardo (Güiraldes) el autor de Don Segundo Sombra, cuñado de la diplomática Helena Holmberg, secuestrada y asesinada por la Dictadura. Fue, entre otras cosas, Director del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y Presidente de Aerolíneas Argentinas. El libro, publicado en 1979 y editado por el Círculo de la Fuerza Aérea Argentina, según López Echagüe, consta "de páginas y más páginas (...) que hablan y hablan del poder aerocomercial de la Argentina y rutas de aeronavegación y alas de libertad y emancipación aeronáutica." En el prólogo, entre los agradecimientos, dice:

"Este libro no hubiera podido llegar a las prensas de no haber recibido el permanente aliento y la eficaz colaboración de Horacio Verbitsky". 

Ya en 1998 hubo una andanada de cartas públicas con habladurías y conjeturas sobre la relación de HV con la Fuerza Aérea. En aquella oportunidad, el mismo Güiraldes salió en su defensa enviando una carta a Ámbito Financiero. Éste no la publicó, pero sí lo hizo el mismo HV en Página/12: 
Dice Güiraldes en parte de su carta:

"Me sorprende que se vincule mi libro El poder aéreo de los argentinos", y por carácter transitivo, a Verbitsky, con el gobierno militar de 1976-1983. (...) No trata tema alguno que tenga que ver con la Fuerza Aérea, de la que fui retirado en 1951, un cuarto de siglo antes de los sucesos con los que se procura asociar a Verbitsky. Me he honrado con la amistad de su padre, Bernardo Verbitsky, autor de un ensayo admirable sobre mi tío, Ricardo  Güiraldes. Entre las familias de los novelistas de "Don Segundo Sombra" y "Villa miseria también es América" (de Bernardo Verbitsky), desde que Horacio era adolescente, un vínculo de afecto y aprecio, que lamento ver tergiversado sin apego por la exactitud de los hechos. Le ruego publicar estas líneas, en honor a la verdad". Y firmaba Juan José Güiraldes, 21/11/1998.
 
Las contradicciones de Pedro:
Pedro Güiraldes es uno de los hijos de Juan José Güiraldes. Y también la "fuente" a la que recurren los operadores clarinistas para denostar a HV. ¿Se habrán "inspirado" en el libro de López Echagüe para hacer el libro contrario? Demasiados puntos en común... Pero Pedro también fue entrevistado por el autor de El Perro. Sus acusaciones parecen más fuego de artificio dictados por cierta animosidad que difícilmente podrían explicarse. Tal vez, como dice el mismo HV, provengan de su proximidad con ciertos personajes afines a ciertas ideas, como Marcos Aguinis, con el que compartía sitial en el grupo Aurora de una Nueva República, o porque HV está persiguiendo que se juzgue a los militares de la Dictadura.
Sin embargo, esto se contradice con lo que el mismo Pedro contaba sobre su padre:

"Te digo lo que decía el viejo (le dice al autor del libro): "Cuando un militante de una organización terrorista, por sus ideas, mata, está cumpliendo con su objetivo y con su misión. Cuando un militar hace terrorismo, está violando su  misión (...) El buen terrorista, lo que debe hacer es éso: justicia acumulable, estc. Pero el milico que hace desaparecer una persona está violando todo lo que juró".

Prístina definición de lo que significa "terrorismo de Estado" que los organismos de DDHH consideran como para pedir Justicia, y contradictorio con la idea de que, alguien que ahora es visto como el principal representante periodístico de dichas políticas sea acusado de "colaborar" con quien defendiera tal pensamiento. Pedro tiene, según él mismo, sólo preguntas, pero ninguna constancia. 
Dice, por ejemplo:

"Yo preguntaría: Horacio, por favor explicame ¿por qué te sentabas con mi padre y ahora sos presidente del CELS?"

Tal vez sería sano que, conociendo la histórica y afectiva relación entre su padre, el padre de Horacio y el mismo Horacio, además del pensamiento de su padre, se animara a responderse esas mismas preguntas.
El otro hijo de Juan José Güiraldes, Juan, dijo al autor:

"A mi no me consta que Verbitsky haya colaborado en la escritura de los discursos de Agosti (***). En ese sentido, discrepo con mi hermano Pedro. A Verbitsky lo recuerdo de muy chiquito , cuando él venía con su padre a los asados que mi papá hacía en la casa de Olivos".
Juan José Güiraldes
Como dice Horacio Verbitsky en su nota de hoy (***),  

"debe ser doloroso para la familia que Pedro presente a su padre como un cuadro de la Dictadura, cosa que nunca fue".

Y respecto de Juan José Güiraldes, es el mismo HV el que habla en el libro El Perro:

"Aprendí mucho de ese militar nacionalista, del paño de Mosconi y Savio, que llevaba veinticinco años de retiro cuando se produjo el golpe del setenta y seis. El libro es digno y creo que aun hoy tiene vigencia, como recomendación de política aerocomercial para una línea de bandera de una nación soberana integrada al mundo, con una propuesta de unidad latinoamericana visionaria para su época. (No me cabe duda que, si viviera, sería kirchnerista...) Hasta su muerte me agradeció que le hubiera puesto como condición para ayudarlo que no hubiera ninguna referencia a la política del momento. Era un hombre bueno, que no entendía nada de política. Durante la Dictadura hizo todo tipo de gestiones en favor de su amigo Timerman, y también ayudó a los hijos de su jardinero, que según me dijo, militaban en el ERP. Sobre esto se ha hecho un mito para joderme, como si fuera algún material político o propagandístico de la dictadura, y sería bueno contar la vera historia". 

Esto decía Horacio Verbitsky hace un año al autor del libro El Perro. Y ésto mismo dice hoy, cuando la operación corpomediática de Clarín reflota viejas habladurías como si fueran nuevas (****), con el triple propósito de atacar a un periodista prestigioso y creíble, atacar las políticas de DDHH en la persona de uno de sus máximos defensores y, de paso, atacar al gobierno que lleva adelante esas políticas.

Todavía no tomaron nota que, si bien nunca les van a faltar acólitos que necesiten alimentarse del odio que pregonan, caen cada vez más bajo en el pozo de la incredulidad y la desconfianza. Como dice el mismo HV: "Estos periodistas tienen menos aprecio por su buen nombre que yo".
_____________________________________________________________
(*)"Mentime que me gusta". Víctor Hugo Morales
(**) "El perro". Hernán López Echagüe
(***) Otra vez sopa, con bizcochos. Horacio Verbitsky. En la nota de hoy, HV hace también alusión (y presenta pruebas) acerca de un supuesto manuscrito que le atribuyen, y cuya letra no se corresponde con la auténtica suya.
(****) A principios de este año, el fallecido fiscal Alberto Nisman denunció a la Presidenta por encubrimiento, tomando como una de las "pruebas" una nota del periodista José Eliaschev del año 2011, desestimada luego en tribunales. De manera similar, Levinas-Clarín reflotan noticias viejas ya desmentidas para desprestigiar hoy a HV.

No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails