Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar, porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones 2015: nosotros te avisamos, pero NO QUISISTE VERLO. Ahora ya están aquí. Mientras tanto, ABRAZAME, hasta que vuelva CRISTINA. ♥♥♥

miércoles, 30 de octubre de 2013

JUSTICIA

Ella no está, pero ayer, 29 de Octubre de 2013, estaba... Como siempre o como nunca. Y seguramente, entre risas y lágrimas, en su reposo médico que nos hace extrañarla tanto, debe haber festejado. Porque, a pesar del tiempo "regalado", de las chicanas jurídicas, de las presiones y las amenazas, de algunas corrupciones y en contra de nuestras propias suspicacias (dadas las marchas y contramarchas de la misma Corte Suprema) ayer, dos días después de las Elecciones legislativas, el fallo sobre los cuestionados (por Clarín) artículos de la Ley de Medios (LSCA), salió con el reconocimiento de CONSTITUCIONALIDAD que en justicia correspondía. Ella debe haber celebrado que, después de haber sufrido como nadie, directa o indirectamente, los embates feroces de la maquinaria Clarín para esmerilar su gobierno, la Justica ¡al fin! se hubiera librado de las presiones del PODER REAL fallando de manera ejemplar, reconociendo, básicamente, que la información no es una mercancía, y en cambio el acceso a la información es un Derecho Humano esencial, reconocido mundialmente. Y que la concentración de medios atenta contra la democracia de un país, y que Clarín no puede alegar que, tener que adecuarse a la ley, implicaría una pérdida en su libertad de expresión, dejando como tontos a todos los demás medios que no tienen el descomunal poder de Clarín, y que sin embargo acataron la ley (ver FALLO completo de la Corte Suprema de Justicia). Las Audiencias Públicas convocadas por la Corte Suprema (con todo lo que se podría haberlas cuestionado) fueron, sin embargo, muy útiles para mostrar, sin disimulo, CUÁL es el verdadero interés del Grupo Clarín para rechazar una ley ampliamente debatida, discutida, analizada y consensuada hasta ser votada por amplia mayoría pluripartidaria en el Congreso de la Nación. Y quedó muy claro también cómo, por defender sus intereses, este Grupo económico no se detiene ante nada, y como el monstruo de León Gieco, es grande y pisa fuerte, destruyendo lo que pisa.
Tal vez ella tampoco se animaba a celebrar, acostumbrada, como todos, a las "sorpresas" de la letra chica, y a ciertos fallos ambiguos y resbalosos como esos que pretenden ser "justos" equilibrando la balanza, pero favoreciendo, finalmente, al más poderoso. A diferencia de aquella imagen real de un Néstor Kirchner bajando el cuadro de Videla del Colegio Militar, ésta otra imagen es una metáfora, pero de una realidad tanto o más poderosa que aquella imagen real. Y los que empezaron a martillar con la idea de "fin de ciclo" para referirse a la derrota del legislador oficialista en las elecciones legislativas, como si hubiera sido una elección presidencial, se vieron de golpe con el libreto cambiado: comenzaba un "fin de ciclo", pero no era para el gobierno, sino para el Grupo Clarín.

Además de los merecidos festejos en la Plaza del Congreso, de las risas, los cantos y los bailes, las palabras escritas y los discursos, nos vimos sumergidos en una especie de borrachera: después de 4 años de sancionada la Ley, POR FIN podía ser aplicada en forma completa. Y como muchos, devoré los detalles, paré la oreja a las interpretaciones, y quise tener la seguridad de que no estaba soñando: la ansiada ley era reconocida en plenitud por la Corte, y con argumentos tan contundentes que no dejaba lugar a dudas. Podíamos celebrar tranquilos.
Pero entre todas las palabras dichas y oídas, me impactaron estas donde lo emocional prevalece sobre lo racional, porque cuando se sufre, es muy difícil tener la cabeza fría, y por eso tomé como mías estas palabras del periodista Roberto Caballero (Director fundador de Tiempo Argentino, uno de los periodistas al que Magnetto acusó el año pasado de "incitar a la violencia contra Clarín", junto con otros periodistas. El mismo Clarín que reclama para sí la libertad de expresión, pretendió negarla a otros mediante la justicia.):

-¿Cómo va a pagar Magnetto (CEO de Clarín) las calumnias, las injurias, los infundios, las campañas de aniquilamiento mediático desatadas desde la supremacía de su monopolio a todos y cada uno de los que defendieron esta ley constitucional? 
-¿Cuánto vale cada adjetivo hiriente, cada estocada moral, cada denuncia penal, cada amenaza, cada herida en la integridad desde los canales y radios que sufrimos en todos estos años los que apoyamos la democratización de la palabra contra sus intereses concentrados?
-¿Cómo va a revertir el daño que produjo a nuestro país en los foros internacionales donde denunció maliciosamente que la Argentina era casi una dictadura donde se perseguía la opinión disidente? -¿Cómo va a indemnizar a los miles de periodistas-trabajadores de prensa que perdieron su trabajo por la expansión de su grupo monopólico en todos estos años? 
-Cómo va a pagarle a las audiencias cautivas la lesión al derecho a la comunicación que les infringió a sabiendas de su poder intocable con la anuencia de gobiernos que le temían o eran socios de su rentabilidad? (Ver nota completa en Ayer bajamos el cuadro de Magnetto).
Magnetto (centro) y su abogado.

Es cierto. Magnetto nos debe unas cuantas respuestas, y también a la Justicia, que todavía no se anima a llamarlo a indagatoria (junto con el dueño de La Nación, Bartolomé Mitre) por la apropiación de Papel Prensa durante la Dictadura, causa en la que están sospechados por delitos de lesa humanidad, y gracias a la cual pudieron avasallar cuando no aniquilar con el uso de su poder dominante sobre el papel, a otros medios gráficos más pequeños. Lo mismo que hizo el Grupo con el uso de la transmisión del fútbol para extorsionar a cableoperadores más chicos. Parece más el modus operandi de un todopoderoso dictador (la foto de Diego Paruelo es muy significativa), que la de un empresario. Aunque tal vez sea el mejor representante del "capitalismo salvaje", en el que sobrevive el más fuerte, en detrimento de los más débiles.

Y hablando de "capitalismo salvaje", parece que la "guerra" que Magnetto decidió entablar con el gobierno que le hizo frente y no le tuvo miedo, se reflejó en los números: la cotización de las acciones de Clarín en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires debieron suspenderse, para finalmente caer hasta  un 40% en el día de hoy. Y también cayeron en Londres... En fin. El encaprichamiento del CEO no está ayudando a su propia empresa, y el sangrado podría ser fatal. Ayer en los festejos, un cartel lo mostraba con humor, pero no estaba para nada alejado de la realidad.

Es curioso cómo, algunos defensores rentados y otros voluntarios, se refieren a la cuestión jurídica de la Ley como "la pelea del gobierno contra Clarín", o que la Ley es CONTRA Clarín, cuando en realidad es el Grupo quien viene atacando sistemáticamente a todos los gobiernos democráticos, condicionándolos, presionándolos e imponiéndoles condiciones. Lo más raro es que, muchos de esos defensores, son legisladores de la oposición, por lo general víctimas de esas mismas maniobras. País extraño el nuestro, no? O quizá no...

En fin. Tenemos ley, habrá que esperar que los ánimos se aquieten y vuelva la cordura. Porque la ley es ejemplar, nació de nuestra sociedad y es para TODOS. Los que no quieren acatarla porque afecta sus intereses, tendrán que aceptarla, porque serán compensados económicamente cuando se adecúen. Pero el poder simbólico de la ley será algo que deberán ir asimilando, si es que quieren convivir en paz respetando el sistema democrático que la mayoría eligió para vivir. 

A menos que prefieran formar un partido político, se atengan a las reglas que los obligan a ser VOTADOS y renovar sus validaciones cada 4 años.
______________________________________________________________

4 comentarios:

Anónimo dijo...

La Ley de Medios... amigos.... es llenar el aire con ejemplos de profundidad como Rial, Casella, y no me quiero olvidar de la jugadisima de Mónica Gutiérrez.... Ja !!!!

Anónimo dijo...

O sea que si moderas el blog, no te la bancas?

Anónimo dijo...

Son ruines loco, están perdidos

Greta dijo...

Anónimo: te recomiendo que leas la LEY, para que puedas comentar con un poco más de profundidad, la misma que, supuestamente, va a llenar el aire con la LSCA.

Related Posts with Thumbnails