Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #CristinaSenadora. ♥♥♥

domingo, 29 de julio de 2012

Eva y el nuevo billete: ¿La paz o la discordia?

Saturnia Tellus (pared oriental del Ara Pacis).
"i Gracias a ti, César, el buey vaga por las praderas; Ceres y la feliz abundancia fecundan nuestros campos; los barcos navegan sin temor en el mar pacificado, y la buena fe se alarma cuando hay la más mínima sospecha".

Así cantó el poeta Virgilio a la Roma de Augusto para celebrar el período de paz, prosperidad y grandeza de la Pax Romana. Luego de las guerras intestinas que tanto habían desangrado a Roma, luego del asesinato de Julio César, el que se había autoproclamado Dictador perpetuo, Octavio, su sobrino e hijo adoptivo inauguró esa etapa de la historia de Roma conocida como el Imperio, y en la cual la paz lograda por las victorias de Octavio lo llevaron al trono imperial. Fue alrededor del año I de la era cristiana (29 a.C. hasta el 180 d.C son las fechas aceptadas para el período). Es la etapa en la que la Roma de ladrillos pasó a transformarse en la Roma de mármol, y en la que las numerosas provincias romanas que ahora integraban el imperio se vieron favorecidas por el desarrollo y la prosperidad que la Pax Romana hacía llegar hasta ellas.

Ara Pacis Augustea (esquema).
Para conmemorar esta etapa luminosa de la Roma Imperial, Octavio, ahora llamado Emperador César Augusto, mandó erigir un monumento: el Ara Pacis, cuya construcción fue votada por el Senado de Roma en el año 13 a.C. Realizado en el más riguroso "arte oficial" y en mármol de Carrara, el estilo abreva en el realismo de los mármoles que Fidias había realizado para el Partenón ateniense, en la grandiosidad del helenismo (última epata del arte griego) y en la tradición retratística heredada de los etruscos y que  Roma convirtió en su creación más original. El programa iconográfico se despliega tanto en el exterior del monumento como en el interior con un desfile de escenas mitológicas, alegóricas, retratos y motivos decorativos. En uno de los frisos, por ejemplo, desfilan su familia, amigos, magistrados, senadores y el propio Augusto en el centro con la cabeza velada.
Una de las más famosas escenas de este programa iconográfico destinado a la propaganda oficial  pertenece a la que se muestra al inicio y representa a Saturnia Tellus, la Tierra Madre, aunque en otras interpretaciones se la considera también como Venus, la diosa madre de Eneas (fundador de Roma, según la mitología) y progenitora de la Gens Iulia (famila Julia) a la que pertenece Augusto. Es asimismo la representación de la Pax Augusta que da nombre al altar. 

El día 26 de julio (2012) se recordó en Argentina el 60 aniversario de la muerte de Eva Duarte de Perón, y para rendir homenaje a su figura el gobierno encargó a la Casa de la Moneda acuñar un billete que la recordara, y en el reverso del mismo, con la figura de la Saturnia Tellus está también presente el símbolo. Tanto el Ara Pacis Augustea como las imágenes del billete con la imagen de Eva llevan un claro mensaje político. En el caso del templo romano la intención del poder imperial es mostrar, entre otras cosas, cómo la grandeza del imperio sólo puede conseguirse luego de conquistar la paz. Y que quien garantiza esa grandeza es el propio Augusto. En el billete argentino, la figura de Eva (en el anverso) mira hacia un lado, mostrando a la manera de los iconos romanos y renacentistas, un hieratismo más propio de las figuras simbólicas que reales. La Eva transformada en ícono debería resultar menos confrontativa que la Eva de algunas imágenes (como la del Ministerio de acción social, la que mira hacia el Norte), pero también menos humana que la Eva sonriente y maternal (también en el mismo edificio, pero mirando hacia el Sur).
Es evidente la intención de mostrarla más allá de las disputas, de las controversias, de las discusiones que suscitó en su tiempo. Para algunos su figura está por encima de esas divisiones, y son los que pretenden separarla de la figura de Juan Perón, como si tal cosa fuese posible. Para otros su figura todavía es inaceptable, indigerible,  y así lo muestran de manera algo disimulada, o con comentarios llenos de odio, como los que aparecen en los foros de algunos diarios on line. Para estos comentaristas, la pintada "Viva el cáncer" en ocasión de la muerte de Eva no está para nada en el pasado. 
La Eva ícono de moda, la de la película o la canción No llores por mi, Argentina, la de Hollywood, es para muchos más digerible que la Eva verdadera, la que se enfrentaba a los poderosos y los llamaba antipatrias. O la que se acercaba y escuchaba a los humildes y a los trabajadores con su mano generosa y su palabra cálida. Ésa Eva, Evita, la tan amada por tantos millones que lloraron su muerte, y los millones que todavía hoy la aman.
Esta Eva del billete es una Eva icónica, tanto como es simbólica la figura elegida para el reverso del billete:

 Allí se ve otra figura: la Saturnia Tellus, la Tierra Madre o la Tierra de Italia, en este caso acompañando la figura de Eva Perón como símbolo de la Paz.

Las notas periodísticas aparecidas respecto del nuevo billete en algunos medios, (Clarín, La Nación y todos los que replican sus operaciones mediáticas) muestran además cuánto molesta esta decisión de acuñar billetes con el rostro de Eva. No está claro si es porque se trata de un acto de gobierno (para la "cadena del desánimo" todo lo que haga el gobierno estará inexorablemente mal), o si el odio que antaño despertaba la figura de Eva todavía está vigente. Con la excusa de atribuirle falta de elementos de seguridad, falta de compatibilidad para su uso cotidiano (en los cajeros automáticos, por ejemplo) o porque supuestamente el mismo Banco Central desconoce cuántos billetes se van a imprimir, los comentarios despectivos montados en estas operaciones descalificadoras son otra muestra de cuánto falta aún en nuestra sociedad para que las figuras de nuestra historia ocupen un lugar de respeto y verdad, más allá de las pasiones, y que pueda hacerse un homenaje sin que el odio vuelva a aflorar. 
La Saturnia Tellus es una figura femenina, como lo es Eva, y como Cristina, la presidenta que le regaló su homenaje. No existen las casualidades. Eva, Evita, estará en los billetes. No sabemos aún si en forma definitiva reemplazando la (también) cuestionada figura de Roca (aunque por las razones opuestas por las que se cuestiona a Eva) o si sólo se tratará de algunos millones de ellos que circularán, Dios sabe con qué suerte. Sólo queda esperar y ver cuánto de esa paz y concordia añoradas y deseadas por la intención de quienes inspiraron el nuevo billete cuajará en esta compleja y complicada sociedad nuestra.
_____________________________________________________________
Nota relacionada: Muestra sobre la historia del billete con Eva Perón. 
En la nota se menciona erróneamente a la figura femenina del reverso del billete como "la Ara Pacis". En realidad Ara Pacis (Altar de la Paz) es el nombre del monumento. Mientras que la figura femenina es Saturnia Tellus (o Venus, o la Tierra de Italia,  o la Tierra Madre o el símbolo de la Paz). El relieve  se encuentra en el lado Este del monumento, a la izquierda de la entrada.
_______________________________________________
Y casi un año después de tanta polémica, las críticas siguen, pero...curiosidades de la vida...

BILLETE DE EVITA, EL MEJOR DE LA REGIÓN (ver nota ACÁ):

En declaraciones hechas en su cuenta oficial en la red social Twitter, la jefa de Estado dijo que en la "2° Conferencia Latino Americana de Imprentas de Alta Seguridad", del que participan bancos centrales y casas de la moneda de 42 países, el billete argentino recibió un premio al mejor de la región.

"Al billete de Evita se le otorgó el premio a la excelencia, la innovación tecnológica, el diseño, la calidad artística y técnica", destacó Cristina, quien agregó que con este galardón se "nomina automáticamente al billete de Evita como candidato para premio a nivel mundial 2014".



¿Qué tal?
___________________________________________ 

2 comentarios:

iris dijo...

El homenaje a Evita es todo un símbolo del proyecto nacional y popular que Cristina encarna ahora. Y por supuesto ayuda a que los caceroleros se muerdan la lengua.

Greta dijo...

Totalmente de acuerdo, Iris. Y en cuanto a los caceroleros...¡que se curtan! jajaaa
Gracias por el comentario, amiga!

Related Posts with Thumbnails