Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones legislativas 2017: la oportunidad para FRENAR el Plan destructivo de Macri. #UnidadCiudadana #CristinaSenadora. ♥♥♥

sábado, 9 de junio de 2012

Miserias de la "gente bien"...


En la noche fría de Buenos Aires, la Plaza del Pueblo y de las Madres (la Plaza de Mayo) las vio pasar. Rubias de peluquería la mayoría, con sus abrigos costosos y sus accesorios de marca (tal vez las mismas carteras, botas y/o zapatos que le critican a la presidenta), con sus cacerolas baratas compradas para la ocasión, o de acero o de teflón para usarlas frente a las cámaras...
Con sus carteles y consignas para justificar la indignación, se mostraron en su obscenidad: "libertad... para comprar dólares"... Pero como la consigna era demasiado miserable, la disfrazaron: basta de corrupción, queremos Justicia, basta de Dictadura K,... Curiosamente (o no tanto) las mismas frases, las mismas palabras, que medios como Clarín, La Nación, TN o el periodista estrella, última adquisición de Magnetto, Lanata, utilizan en sus titulares y/o editoriales.
La misma protesta indignada mostraron pornográficamente ante un falso micrófono de una falsa CNNE que unos noteros de 678 utilizaron como camuflage para obtener sus notas, luego de haber sido agredidos de manera brutal y cobarde. Frente a ese micrófono "amigo" mostraron sin vergüenza y con descaro, sus verdaderos reclamos: Somos gente digna que está harta, uds. (los EEUU) pueden ayudarnos, queremos que nos ayuden a que se vayan...etc.etc.etc.
Mientras algunos en el piso del programa más odiado por la derecha (678), se escandalizaban bobamente alegando "falta de ética", el ingenio de los otrora agredidos (con insultos, piñas, patadas en el piso, y sin Justicia ni castigo para los agresores hasta este momento) los llevó al uso del disfraz. Pero no de cualquier disfraz, sino del que desnudó la miseria de estos sectores de la sociedad que miran con cariño y admiración: el medio que representa al Imperio y del que seguramente quieren ser parte, reclamando la libertad de atesorar los billetes pertenecientes al mismo. Con los falsos noteros de CNN eran curiosamente amables, abiertos, dispuestos, simpáticos, obsecuentes.


Hace unos años (1966) los miedos prefabricados, los fantasmas enarbolados, las consignas que reclamaban, no eran demasiado diferentes. Si bien el gobierno de Arturo Illia había llegado al poder con la proscripción del peronismo (Perón estaba todavía en el exilio) la intención de Illia era abrir la posibilidad de que dicha proscripción quedara sin efecto. En ese momento no existía la Gripe A (el miedo que nos metieron hace poco), sino el fantasma de la Fiebre Amarilla, y la amenaza que representaba Arturo Illia (presidente radical) para algunos grupos de poder era mucho más fuerte. También en ese momento los medios de prensa fogoneaban y esmerilaban su figura haciéndola aparecer como "lenta" o débil con la misma intención destituyente. Hasta que la amenaza se concretó en el golpe de Estado de Onganía, ése mismo año.



























Una sociedad que se sentía amenazada por un gobierno que pretendía ampliar su legitimidad democrática, que se atrevió a meterse con los laboratorios farmacéuticos, que era honesto y respetable, también se manifestaba pidiendo que se vaya, ayudada (o empujada) por una prensa destituyente y por asociaciones simbólicas que lo desprestigiaban poniéndolo en ridículo. 
En estos días la batalla por los símbolos ha dado paso a un diálogo de sordos. Un diálogo imposible en el que los medios (escritos, radiales, televisivos) son los que ponen los soldados, pero en cuyos bandos se pelea con armas diferentes. Mientras en un lado se tienen ideas claras acerca de lo que se defiende, se disfruta con los logros, se discute incluso hacia adentro sobre ideas, metodologías y política, del otro lado se pretende profesionalismo, objetividad e independencia, sin admitir jamás que se está defendiendo otro modelo de país, sin decir qué otra cosa quieren proponer, y utilizando sus herramientas mediáticas con la hipocresía de negar su principal objetivo: buscar la INFORMACIÓN. Ocultando, ninguneando, tergiversando y hasta mintiendo, los representantes de éste lado de la contienda, NO DICEN cuáles son sus verdaderos objetivos. Mejor dicho. Cuáles son los objetivos de aquellos para quienes trabajan, qué intereses defienden. No quieren este modelo de país, no quieren que se distribuya la riqueza que han recogido a carradas en estos 9 años de crecimiento sostenido, quieren seguir con angurria acumulando sus riquezas, y que el mundo siga, como en los 90´ achicándose cada vez más para los que más tienen, mientras el resto de la sociedad cae cada vez más en la miseria, al ritmo de la desaparición de fuentes de trabajo, la desaparición del Estado y del bienestar general, tal como ocurrió en el 2001. El bienestar debe y tiene que ser únicamente para ellos. Defienden la libertad si se trata de su libertad económica (en esta ocasión, para atesorar dólares), pero les importa un comino la libertad y los derechos de los demás.

Sin embargo, están en serios problemas, porque las elecciones del pasado Octubre no sólo dieron a la presidenta Cristina Fernández un apoyo incuestionable, sino que dejaron sin discurso ni representante al resto de los sectores políticos, algunos de los cuales obtuvieron raquíticos resultados quedando en un pobrísimo 2º y 3º puesto, y que a otros los llevó a desaparecer políticamente, como Carrió y Duhalde, profetas del odio y el apocalipsis. Incapaces de superar a un gobierno que está casi todo el tiempo en el manejo de la agenda política, que los supera con medidas muchas veces esperadas y deseadas, y otras ni siquiera imaginadas, carentes de un candidato que los represente, sin argumentos más que las consignas huecas dictadas por los medios que las fabrican, sienten que no les queda otra salida. Y entonces aparecen el odio y la violencia ciega.
Ellos que reclaman libertad y democracia muestran su peor costado frente a lo que llaman la "prensa oficialista paga del gobierno". El odio que exhiben es fruto, entre otras cosas, de la reacción que generan las corporaciones mediáticas instilando día a día un veneno lento a través de los titulares de los diarios, de las operaciones desembozadas, de las tergiversaciones y mentiras que casi a diario alguien tiene que salir a desmentir. Y a las tapas mentirosas, los ninguneos y los ocultamientos, hay que sumarle los editoriales (de diarios, radios y programas de TV) donde periodistas estrellas antes incuestionados, ahora quedan expuestos en sus contradicciones y bajezas, pero sobre todo, en los intereses que defienden o representan. La última adquisición del todopoderoso sr. Magnetto es el otrora cuestionador y denunciador del mismo Grupo al que ahora sirve: Jorge Lanata, que no pasa día sin que lance consignas de odio a los ávidos oyentes/espectadores ansiosos de absorber sus diatribas. Agresivo, insolente, irrespetuoso con la figura presidencial, no teme caer en el ridículo de ser visto como un cómico más que como un periodista, pero que sabe cómo llegar a esas almas abandonadas de toda representación, y a quienes diariamente les da letra, gestos y consignas.
Las agresiones físicas y verbales a medios y periodistas (que no pertenecen a los medios hegemónicos o sus satélites) que vienen sucediéndose (en el abrazo a Tribunales, en los caceroleos en calles del Centro, en las manifestaciones frente a un hospital en Malvinas Argentinas) no son hechos aislados. Y mientras se suman los repudios a las violentas agresiones, más o menos creíbles, también los funcionarios suman sus repudios, en lugar de decir con claridad que los culpables de las agresiones están identificados, van a ser detenidos y recibirán su castigo. En el ambiente de impunidad que esa falta de justicia genera, las agresiones se seguirán sucediendo, y aquellos que se sentían amenazados por unos afiches que los incriminaban y fueron defendidos por la SIP, ADEPA y la mar en coche, tendrán "el muerto" que estaban esperando, pero no de su lado, sino del lado de los que hablan por las mayorías populares y en contra de los abusos de las posiciones dominantes de aquellos medios.
Mientras tanto, la obscenidad de estos representantes de la "gente bien" pasea sus vergonzosos lujos junto con su indignación. ¿Qué pensarán los verdaderos indignados de otros países cuando ven estas imágenes? Aquellos cuyos países están REALMENTE en crisis, como la que nosotros vivimos hace 10 años, que pierden sus trabajos, sus beneficios sociales, que perciben un negro futuro, con un Estado que elige ayudar a los bancos con milllones de Euros o dólares mientras recorta asignaciones en Educación o Jubilaciones o Salud. ¿Qué sentirán sino una verdadera INDIGNACIÓN...?

La sra. cacerolera exhibe el mismo gesto (fuck you) que muestra y alienta el periodista estrella en su programa.




Primero los gestos de odio, luego los insultos (a los
periodistas, al programa 678, al gobierno en general, a
la presidenta en particular). Y finalmente, los golpes,
a las cámaras y a los periodistas, en el suelo y
entre varios, de la manera más cobarde.

















El señor (a la izquierda) que amenazó al notero
con ir a buscarlo, y el exaltado de la derecha que
profería insultos.














Mientras tanto, las miserias de esta "gente bien" los lleva a exhibirse obscenos con sus riquezas, cipayos en su ideología frente a un supuesto representante del Imperio y violentos como cualquier barra brava de los que criticamos en las canchas de fútbol, pero que bien pueden agradecer a sus autores intelectuales darles letras y símbolos para sus protestas. 
¿Se harán cargo los que alimentan el odio, de aquello que generan? ¿O seguirán haciéndose los tontos mientras miran para otro lado y diciendo "yo no fui"?
_________________________________________________________

10 comentarios:

iris dijo...

Jamás aceptan sus miserias. Todavía recuerdo que en el programa de Halperin (La siesta inolvidable) luego de las elecciones de 2007 se entrevistó a un tipo que había estado entrevistando gente en Barrio Norte y las expresiones resumaban odio por todos los poros, pero Sylvina Walger fingía que todo eso era una actuación y que nadie hablaba en serio. Viendo lo que ella misma escribió después contra Cristina queda claro que el odio era real y que no tenían las agallas de reconocerlo.

Greta dijo...

Hoy veía en TVR la repetición de algunas de las penosas escenas de agresión en los cacerolazos, y escuché a dos de las minas diciendo: La odio, y a otra, La detesto, refiriéndose a Cristina. ¿Cómo se puede odiar tanto, por Dios?
Son cosas que me producen dolor, y mucha angustia las agresiones. Pero mucho más dolor me produciría que todo quede impune, porque no van a parar. Ahora están cebados, lamentablemente.
Gracias por tu comentario, Iris.
Un abrazo.
Greta

Anónimo dijo...

Este despliegue de protestas con ribetes violentos protagonizado por personas muy crispadas con ánimo indudablemente destituyente indica sin dudas que se está ante la indignada impotencia de un exclusivo grupo social que JAMAS ESTARÁ EN CONDICIONES de instalar un representante en la Casa Rosada por MEDIOS DEMOCRÁTICOS Y LEGALES.
Algunos por su edad y la mayoría por pedestre necedad, olvidan que el verdadero movimiento popular argentino de los últimos 67 años ESTUVO PROSCRIPTO DURANTE 18 DEMOCRATICAS TEMPORADAS.
Esta frívola y coqueta minoría no reconoce que TODOS los proyectos con reales alcances nacionales y populares FUERON ABORTADOS POR MEDIO DE LA VIOLENCIA, A SANGRE Y FUEGO.
Este medio-pelo que vive "mirando hacia el norte de América y a Europa", es decir, a los "paises serios" ABORRECE ser parte de AMERICA LATINA.
Esta "clase" ve con horror que muchas cosas están cambiando en nuestra Argentina. Y no les gusta un carajo.
De paso, un recuerdo respetuoso para los 34 patriotas “democráticamente” fusilados el 9 de junio de 1956.

Saludos
Tilo, 71 años

Greta dijo...

¡Qué hermoso tu comentario, Tilo, y cuánto coincido con tus palabras! Es alentador encontrar personas que, como Iris y vos leen mi blog y piensan y sienten con tanta sensatez.
Gracias y un abrazo!
Greta.

ram dijo...

No está mal que el enemigo tenga cara de enemigo, hace casi innecesarias las palabras, las cosas se cuentan solas.
Tampoco está mal la certeza de que este cardumen miserable no es molido a palos porque NO se quiere molerlos a palos, no se quiere darles el gusto y el argumento de que son ellos los violentados.
Me imagino la satisfacción de este bicherío, cuando se den por enterados de que la yegua y sus potrillitos son más inteligentes que ellos, porque, no jodamos, es la primera vez en la historia que están en bolas, obligados a mostrar sus asquerosas jetas y toooooda su miserabilidad; los que les hacían el laburo sucio no están disponibles y ahora y en la calle, además de miserables, comparsa de un grupo mafioso, que les baja letra porque ni para eso, para tener letra, les da el balero.
Aún son basura peligrosa, pero van empezando a pagar sus cuentas - miremos al dulce viejito criminal blaquier - obvio, no les gusta.
Disfrutemos los cambios y subamos la apuesta.

tio pepe dijo...

Ellos odian, pero nosotros seguimos adelante construyendo una Argentina mejor. ¡Que sigan con su odio! ¡Pobre gente!.
Como viejo Peronista disfruto de ver que, pese a los crímenes y atropellos que hemos padecido: ¡No nos han vencido!.

Greta dijo...

Es muy cierto RAM. Es bueno saber cómo son sus caras, y también saber quiénes por detrás mueven sus hilos. No deja de producirme angustia la violencia con la que no se hace justicia, y el temor que genera la impunidad. Sin la protección que da la Justicia me siento demasiado vulnerable. Esperemos que la cosa se componga.
Gracias por tu comentario. Abrazo!
Greta.

Greta dijo...

Gracias Tío Pepe: es cierto. No nos han vencido porque somos el pueblo, el lado bueno de la sociedad.
Saludos para vos.
Greta.

roberto dijo...

Greta a mi humilde entender, es el comienzo de la decadencia de una clase donde lo rubio y ojos claros son bandera, sin embargo se ve que no se miran en el espejo, ya que hay unos cuantos morochos violentos que pretenden pertenecer a una elite que ya está pasada de moda.
Son los estertores de hacedores de odios, que ya no son nada.

Un abrazo.

Greta dijo...

Es cierto Roberto. Esta clase está en retroceso frente al avance Nac&Pop...
Abrazo y gracias.

Related Posts with Thumbnails