Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner
Hay una REALIDAD que los diarios NUNCA te van a contar, porque no sirve a sus intereses.// ♥♥♥ Elecciones 2015: nosotros te avisamos, pero NO QUISISTE VERLO. Ahora ya están aquí. Mientras tanto, ABRAZAME, hasta que vuelva CRISTINA. ♥♥♥

jueves, 7 de octubre de 2010

¿Cómo quieres que te quiera, Lanata?


Jorge Lanata le gustan las plumas. Y no sólo porque alguna vez estuvo en el Maipo, sino porque su ego ya difícil de disimular, ha llegado a tapar lo poco que de periodista quedaba de él.
Ahora se ha transformado en la patética parodia de un pavo real cuyas plumas han empezado a decolorarse.

Hace unos días, la periodista Nora Veiras, en 6,7,8, dijo algo muy atinado en relación con sus vaivenes ideológicos: "Cuando otros levantan las banderas que él siempre defendió, entonces esas banderas dejan de ser importantes". Eso explicaría por qué las banderas de la justicia, la memoria, el respeto por la identidad que alguna vez fueran SUS banderas, como hoy son defendidas por la presidente Cristina Fernández, ya no tienen el mismo valor. Peor aún: no tienen NINGÚN VALOR.

Sin embargo, los signos de su vanidad exacerbada no son de ahora. Muchas veces a lo largo de su carrera ha mostrado las metafóricas plumas de pavo real con las que se adorna. Una pequeña anécdota de la que fui protagonista me sirvió para pintarlo de cuerpo entero.
Recuerdo que por los años 90 Lanata tenía un programa de radio: "Rompecabezas", al que seguía religiosamente todas las mañanas. Solía entrevistar a personalidades de diferentes ámbitos, para comentar con ellos los  temas de actualidad que trataba en su programa. En una ocasión entrevistó telefónicamente a Joan Manuel Serrat, a quien la producción del programa había llamado a España. Se desarrolló la entrevista durante unos cuantos minutos, y de repente cortó el diálogo y dejó al pobre Joan colgado de la línea, sin siquiera despedirse de él ni darle las gracias. Me resultó tan desagradable que llamé al programa, diciéndole que me parecía una descortesía que hubiera dejado a Joan Manuel Serrat de esa manera. Esta actidud era bastante habitual en él. Evidentemente el cuestionamiento no le satisfizo ni un poquito, porque pasó casi media hora de su programa despachándose contra mi comentario y tratando de "explicar" el por qué de su actitud. Su argumento más sólido consistía en hablar de sí mismo como alguien muy "directo", que no le chupaba las medias a nadie, y algunas otras lindezas por el estilo. Por supuesto ni un asomo de disculpa, ningún reconocimiento del error. Todo estaba "justificado y explicado".
Desde ese día no lo escuché nunca más.
Después de eso, perdí de vista su carrera, a la que seguí solamente por las repercusiones que actividades suyas despertaban en otros medios: la fundación de revistas, su presentación en el Maipo, su deslucida actuación como "periodista de guerra", sus almuerzos a solas con Mirthta Legrand, y últimamente, la voltereta en el aire en relación con sus antiguos principios,  de los que ahora reniega diciendo que está "harto de la dictadura", "harto de los 70´s" y que se pone "del lado del más débil, que es Clarín" (sic, sic, sic).

Pero dejemos que hablen las imágenes, ya que ellas mejor que nadie pueden dar una idea de su presuntuosa naturaleza.






En el programa de Tinelli (Showmatch),  un imitador que viste plumas (¿vedette-pavo real?) se enfrenta al imitado, Lanata.







En esta ocasión, almuerza a solas con la diva sobreviviente de los 50, Mirtha Legrand. La Sra. suele tener a su mesa por lo general 4 ó 5 invitados. En raras ocasiones tiene a un único invitado. Sólo lo hace en el caso de invitados "importantes", como Lanata.




Esta vez  jugó el rol de "corresponsal de guerra" para el diario Perfil. Aquí aparece en Tel AViv  para su producción “Lanata: Diario de guerra”. Resultó toda una aventura encontrar un chaleco antibalas acorde a su voluminosa humanidad.





En estas imágenes se lo ve con el look de periodista norteamericano de los años 50´s, estilo Raymond Chandler de "Adiós, muñeca": sombrerito, tiradores, acompañado por su infaltable cigarrillo y empuñando su máquina de escribir como una ametralladora (abajo): toda una metáfora.

Esta imagen muestra otro aspecto de su actividad periodística que el vanidoso Lanata quiere borrar de su curriculum, inútilmente: el afiche lo exhibe de manera metafórica pero elocuente, y habla de su silencio para con la empresa que creó y luego abandonó (en manos de un vaciador de empresas), de la situación de los laburantes de dicho diario (Crítica) y de la imagen de payaso que tiene para muchos que lo critican: otro personaje habitual en el espectáculo, al cual Lanata es tan afecto. Tal vez además de un descolorido pavo real, esté actuando como el tero: mientras grita por un lado (despotricando contra 6,7,8, DDD y TVR, producciones de Diego Gvirtz) no hace más que desviar la atención de esta otra realidad, todavía no resuelta: el cierre del diario Crítica.

Y para terminar esta selección de imágenes, vemos a Lanata en el teatro de revistas, el Maipo, participando de la obra La rotativa del Maipo, en el año 2008.

Se comenta por los pasillos de cierto canal que algún colega compadecido por verlo en tan precario estado emocional, está organizando una marcha "multitudinaria" al obelisco, si se concreta su  pase al Grupo Clarín (al que antes criticaba tan ácidamente), a fin de emparchar su desplumado ego para compensarlo por la exitosa autoconvocatoria que tuvo "6,7,8", programa al que tanto odia.
Le deseamos a ese colega que tenga éxito. Puede que de esa manera Lanata deje de atacar a programas de TV y periodistas que empañan con críticas sus coloridas plumas, al confrontar sus propios dichos con archivos incuestionables.

4 comentarios:

Roberto dijo...

Muy buén analisis de ésta mezcla de carrió
lanatizada me parece que fuistes muy contemplativa, y él personalmente tendría que
agradecértelo y no dejarte colgada como a Serrat, por mi parte voy a tomar unas gotas de Reliveran
para sacarme las ganas de vomitar no se, cuando
lo veo al igual que a la anciana de los almuerzos
me dan cositas.

Saludos... muy buen fín de semana.

Greta dijo...

Ja ja jaaaaa...Gracias Roberto.
Tenés razón: también a mi Lanata me produce descompostura estomacal, pero debo guardar mínimamente las formas en este espacio...ja jaaa
Al irme a dormir, recordé que había olvidado una imagen muy importante como para completar esta "pintura" del dogor, que ya mismo paso a incorporar.
Gracias por tu fidelidad, Roberto.
Un abrazo, y buen finde para vos también.

Gabriela Aguar dijo...

Greta, bueno... sencillamente me pareció una descripción extraordinaria. Excelente texto, buenísimos remates. Realmente me siento muy identificada con lo que escribiste. Y sobre Lanata... en fin... ¿qué más puedo decir? Creo que ya está todo dicho.
Gracias!

Greta dijo...

Gaby: creo que sobre Lanata se podrían decir todavía muchas cosas. Yo elegí su faceta plumífera de "pavo real", porque le viene muy bien a la idea que sostiene mi blog...ja jajaaa.
Me alegra que te haya gustado y que compartas lo que yo siento y pienso sobre él.
Un abrazo amiga, y gracias por leerme.

Related Posts with Thumbnails